Germán Málaga sobre vacunación de Vizcarra: “Fue una cortesía para brindarle una potencial protección”

Durante su presentación en la sesión conjunta de comisiones del Congreso, el investigador principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y uno de los líderes de los ensayos clínicos de Sinopharm en el país, Germán Málaga, expuso las circunstancias en las que el expresidente Martín Vizcarra fue vacunado contra la COVID-19.

Málaga comentó que luego de una conversación que mantuvo con el exmandatario en Palacio de Gobierno, este último se animó a ser inmunizado por lo que le pidió dos vacunas para una nueva fecha.

Tuve una reunión de lo más distendida en la cual demostré cómo funcionaba el estudio, las vacunas. Me preguntó algunas cosas técnicas de refrigeración y en esa conversación surge que nosotros teníamos estas dosis para protección ante la exposición que teníamos. Sabíamos que era activa y que yo me la había colocado, que no había tenido ningún efecto adverso.Él se mostró interesado y tomó una decisión”, sostuvo.

Me pide que al día siguiente le lleve en realidad dos vacunas. En ese momento sinceramente no me pareció un acto fuera de contexto. Era el presidente de la República, yo soy médico de primera línea, yo dirijo el hospital en Cayetano Heredia. Sabía de la necesidad de protección. No pensé en ningún otro aspecto legal ni político”, agregó.

En otra parte de su exposición, el galeno consideró que la inoculación de la fórmula de Sinopharm al exjefe de Estado facilitaría brindarle “una potencial protección” ante el cargo que representaba.

Luego de la vacunación al expresidente y a su esposa, Málaga reveló que solo esta última tuvo efectos secundarios tras la inoculación. Se trataba de dolor en la zona de la inyección.

El 28 de septiembre desde Palacio se comunicaron con el especialista, pero “esta vez nos pidieron tres vacunas”. La dosis extra estaba destinada al hermano mayor del exmandatario, César Vizcarra.