Funcionarios del GORE rendían cuentas a fugitivo ‘Señor Edgar’

El respaldo que tenía desde las altas esferas del Gobierno Regional, hacía del presunto intermediario Edgar Baca Palacios, un personaje de gran influencia en la entidad a tal punto que algunos funcionarios le rendían cuentas de los pagos para la obra de Máncora.

Esto queda en evidencia en los chats que obran en poder del Ministerio Público, en los cuales los trabajadores le explican como marcha el proceso para el pago de los adelantos de S/4 y S/8 millones (el cual se evitó).

Antes las constantes quejas de uno de los representantes del consorcio Constructor MNDC sobre la demora, Baca decía que iba a coordinar y enviaba la captura de pantalla de sus conversaciones.

De acuerdo a las investigaciones una de las trabajadoras que enviaba información a Baca sería una de las investigadas, Rosa Ana Zapata Quevedo.

Desde su puesto como secretaria del área de Tesorería, tenía información sobre el procedimiento de pagos a los contratistas.

Tras conseguir el primer depósito de casi S/4 millones, en otro chat Baca refiere tener presión desde el interior del GORE para que el contratista haga el segundo pedido, esta vez, por el adelanto de materiales y un adicional.

Para ello, otros funcionarios, en proceso de identificación, se encargaron de enviar la ruta a seguir para cobrar el segundo monto.