Fuerza Popular contrató consultorías de Fernando Rospigliosi y Úrsula Letona con fondos públicos

No solo las maestrías fueron pagadas con plata del Estado, ahora también las asesorías. Desde el año 2017, el Estado peruano, por intermedio de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), provee de dinero a los partidos políticos para financiar su vida partidaria mediante el mecanismo de Financiamiento Público Directo.

Un reportaje del dominical Punto final puso al descubierto que Fuerza Popular contrató consultorías, con el dinero de todos los peruanos, por un monto cercano de 300.000 soles de dos políticos allegados a sus filas.

Las organizaciones políticas pueden invertir estos fondos en tres grandes rubros: gastos ordinarios, capacitación y formación e investigación.

Precisamente, bajo esta última premisa, el partido naranja contrató los servicios de su excandidato al Congreso y miembro del equipo técnico en las Elecciones Generales 2021, Fernando Rospigliosi.

El 15 de setiembre del año pasado, con el concepto de “Investigación sobre la inseguridad en el Perú, situación actual, problemática y propuesta”, el partido de Keiko Fujimori requirió los servicios de FRC Consultores, empresa de Fernando Rospigliosi Capurro por el monto de S/ 180.000, divididos en dos pagos de 138.000 y 42.000 respectivamente.

Pero el exministro del Interior no es el único beneficiado por el fujimorismo. Úrsula Letona, excongresista y aportante de Fuerza Popular, también generó ingresos con fondos públicos.

En el mismo rubro, la militante fujimorista fue contratada por su propio partido a finales de febrero del 2021 para brindar una asesoría titulada “Investigación sobre servicios públicos de calidad, agua y saneamiento” por un monto total de 119.048 soles. Al igual que en el caso anterior, el pago fue fraccionado en dos partes, dos montos de 59.524 soles cada uno.

Al ser consultada por el citado medio, Letona aseguró que aceptar el dinero proveniente del Financiamiento Público Directo no confiere un conflicto. “Me pidieron que realice una consultoría, les di las propuestas. No veo ningún conflicto ético”, aseguró.