Fuertes y sanos ante el virus

El fotógrafo Gary siempre está de buen humor y me cuenta cosas agradables. Tiene un trabajo muy sacrificado en el diario, pues a veces le toca laborar domingos y feriados. Además, según me dice, trata de alimentarse bien para poder responder a las exigencias laborales en esta época de crisis.

“María, la vez pasada leía en Trome que en esta emergencia sanitaria grandes y chicos debemos estar bien alimentados con productos como maca, quinua y kiwicha, para que aumenten nuestras defensas y nos proteja de enfermedades. El cuerpo necesita reforzar sus defensas, más ahora que estamos en plena pandemia.

Según los especialistas, a través de una rápida reacción, el cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Es decir, si una persona tiene su sistema inmunológico en buenas condiciones, es más difícil que lo ataquen enfermedades como el coronavirus.

Lo ideal es consumir vegetales, como frutas y verduras, así como una cantidad adecuada de proteínas y calorías. Aquí te dejo algunos tips que pueden ser de utilidad para tus lectores.

  • Empieza el día con un desayuno saludable. Prefiere la fruta en lugar del zumo. Además, tostadas de pan integral con palta o tomate y aceite vegetal.
  • Evita los embutidos. Es recomendable queso, huevos, quinua y leche.
  • Consume pescados blancos (corvina, cojinova) y azules (jurel, caballa).
  • Apuesta por las grasas buenas. Son preferibles el aceite de oliva y los alimentos ricos en grasas saludables: frutos secos, palta y pescado.
  • Acompaña el almuerzo con ensaladas. La comida criolla es rica, pero excederse en carbohidratos no ayuda. Si disfrutas un tallarín con pollo o carne, en vez de servirlo con papa a la huancaína, acompáñalo con ensalada de verduras y queso.
  • Cuidado con el alcohol. Bebe licor de forma esporádica, pues su consumo prolongado aumenta el riesgo de hipertensión, sangrado de esófago, inflamación y daño al páncreas, al hígado, desnutrición y cáncer de esófago, hígado, colon, cabeza, cuello, mamas y otros.
  • No fumes. Daña gravemente los pulmones. Además, es uno de los factores de riesgo más importantes de cáncer pulmonar, laringe, lengua, vejiga y otros, así como de enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora tu descanso. Procura tener un buen colchón, un horario y un ambiente oscuro y sin ruidos. Nada de celulares y televisión. Duerme de siete a ocho horas”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Fuente: Trome