Francisco Sagasti sobre usar candidata a vacuna peruana: “Es una fantasía”

El presidente Francisco Sagasti afirmó que el proyecto de la candidata a vacuna contra COVID-19 desarrollada por Mirko Zimic, jefe del laboratorio de Bioinformática, Biología Molecular y Desarrollos Tecnológicos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), con el apoyo de Farvet, recibió el apoyo del gobierno durante las dos primeras etapas, pero que “es una fantasía” pensar en usarla para el proceso de vacunación que se realiza de forma masiva en el país.

En declaraciones a la prensa desde la región Ica, donde lideró la entrega de insumos y equipos médicos, el mandatario detalló que el estudio recibió financiamiento del Instituto Nacional de Salud (INS) para realizar las dos primera etapas que son las pruebas en laboratorio y luego con animales, pero que a la fecha no se han iniciado los ensayos clínicos que requieren ejecutar procedimiento sofisticados ya que demandará realizarla en tres fases para probarla en humanos.Francisco Sagasti sobre la vacuna peruana

Sagasti explicó que realizar un ensayo clínica de la candidata a vacuna contra el COVID-19 demanda inversión y tiempo por lo que ahora es difícil hacerse en el país.

“A pesar de haber conversado con Mirko Zimic porque quien descubrió e inventó esta vacunas es él trabajando con el señor [Manolo Fernández, médico veterinario CEO del laboratorio] Farvet. Hemos conversado con él y nos ha explicado todos los temas para poner a punto esa vacuna. Hay que hacerse ensayos clínicos en miles de personas, en tres fases. Eso toma tiempo, requiere dinero y este tipo de vacuna que se ha producido es un tipo especial para producir la vacunas, y hacer los ensayos clínicos no se puede hacer en el Perú”, dijo.

“Entonces, ellos están explorando y los hemos apoyado en eso para ver la manera que este descubrimiento científico se logre concretar, pero también por favor, no ser exagerados, pensar en que la vacuna que no se han hecho ensayos clínicos y pase utilizarse masivamente es una fantasía. Pisemos [Pongámos] los pies en la tierra, estamos dando todo el apoyo para tener una vacuna segura, para que pase por ensayos clínicos, y luego ver cómo se puede producir”, agregó.

Asimismo, el jefe de Estado precisó que la construcción de una planta para la producción de vacunas requiere inversiones muy grandes. No pensemos que la vacuna peruana estará disponible en unos meses o inicios del próximo año. Mis conversaciones con el investigador me han dicho con toda claridad, el camino que hay que seguir, y no se puede usar atajos. Hay que ir paso a paso, pero la vacuna ha contado con apoyo del gobierno”, remarcó.

A finales de enero de este año, Manolo Fernández, médico veterinario CEO del laboratorio Farvet, con sede en Chincha, aseguró a El Comercio que tras los problemas generados en su empresa no continuará con la fase de ensayos clínicos de la candidata a vacuna intranasal contra COVID-19 que elabora. Reiteró que no se vacunó a nadie y que sus declaraciones afirmándolo fueron un error por la emoción.