Francia: Moción de protección de ríos amazónicos del Perú se aprueba en congreso ambiental.

FRANCIA. El Congreso Mundial de la Naturaleza de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) aprobó la moción 013, relacionada a la protección de los ríos de la Amazonía Andina del Perú frente a los grandes proyectos de infraestructura.

La moción fue presentada por las organizaciones peruanas Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), Amazónicos por la Amazonía (AMPA); Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), el Instituto de Montaña-Asociación Instituto Andino de Montaña y el Centro de Conservación, Investigación y Manejo de Áreas Naturales – Cordillera Azul, con el respaldo de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Ecuador), The WILD Foundation (EE.UU.), Bank Information Center (EE.UU.) y Wetlands International (Holanda).

A través de esta moción, la UICN exhorta al Estado peruano a que proteja los ríos andino-amazónicos, ya que estos cumplen un rol clave para los procesos ecológicos que se dan en la cuenca amazónica. La UICN se compromete a proveer asistencia para crear un marco que permita proteger los ríos de caudal libre en la Amazonía.

Además, se solicita la reevaluación de proyectos como la Hidrovía Amazónica bajo las condiciones
actuales y se solicita al Estado peruano que cancele los contratos de concesión de las megarrepresas Chadín 2 y Veracruz en el cañón del Marañón, ante el incumplimiento de obligaciones contractuales y por no ser una alternativa viable en el contexto actual.

Megarepresas en el Marañón

En el 2011, el Gobierno peruano priorizó la construcción de hidroeléctricas con represas en el río Marañón. Proyectos como Chadín 2 y Veracruz, planificados en el cañón del Marañón, fueron aprobados casi al mismo tiempo. En su momento, diversas organizaciones ambientales y sociales alertaron las consecuencias negativas de estos proyectos.

“Desde ese año hasta hoy la situación ha cambiado radicalmente. Las centrales hidroeléctricas con represas han dejado de ser una opción viable, no solo por los irreparables impactos sociales y ambientales que causarían, sino porque en el Perú hay alternativas de generación eléctrica más sostenibles y de menor costo. La empresa Enel, titular de uno de los proyectos, ha pedido al gobierno peruano la terminación de su contrato”, sostiene Bruno Monteferri, director de Conservamos por Naturaleza de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).

De acuerdo a estudios y análisis realizados, estos proyectos causarían la inundación de los hogares de más de mil personas, afectarían a comunidades nativas, ecosistemas únicos y especies de flora y fauna que solo se encuentran en esta parte del país, precisamente en los Bosques Estacionalmente Secos del Marañón, entre las regiones de Cajamarca y Amazonas.

Según Monteferri, que ha codirigido el documental El Rugir del Marañón, que se estrena mundialmente hoy 9 de septiembre, las empresas Odebrecht y Enel, a cargo de estos proyectos, no han iniciado obras y han incumplido con sus obligaciones contractuales a la fecha. “Hoy el Perú tiene la oportunidad de repensar el futuro del cañón del Marañón, pero aún no hay claridad sobre las acciones a mediano plazo que tomará el gobierno frente al pedido de resolver el contrato del proyecto Veracruz por parte de Enel. Los impactos negativos que generarían las megarepresas son mayores a los posibles beneficios. Y los riesgos son altísimos porque en el Perú no se exige que se haga una evaluación integral sobre los sedimentos que transportan los ríos y cómo estos proyectos afectarían el río aguas abajo», agrega.

Por ello, la moción 013 de la UICN suma un importante aporte a las organizaciones que ya vienen trabajando por la protección del río, ya que exhorta a que se “refuercen sus salvaguardias para los proyectos de infraestructura que afecten la biodiversidad de los ríos amazónicos, incluida la necesidad de exigir a sus clientes que realicen estudios rigurosos, basados en conocimientos científicos y locales, acerca de las condiciones de esos ríos a fin de comprender su complejidad y su relación con los bosques, la tierra y los ecosistemas de la región”.

Fuente: inforegion.pe