Flash, el perro que alertó de posibles sobrevivientes tras un mes de la explosión en Beirut

Su foto buscando sobreviviente entre los escombros de la explosión en Beirut, en el Líbano, ha dado la vuelta al mundo. Un mes después de la explosión del 4 de agosto que dejó 191 muertos y más de 6.500 heridos, el perro Flash, parte de un equipo especializado de socorristas llamados “Topos Chile”, alertó que podría haber hallado a alguien bajo toneladas de escombros.

El equipo de rescatistas chilenos enviado recientemente a la capital libanesa detectó el último jueves, gracias a su perro rastreador Flash y escáneres térmicos, pulsaciones bajo las cientos de toneladas de escombros de un edificio, lo que da esperanzas de hallar sobrevivientes de la explosión que destruyó el 4 de agosto barrios enteros de la ciudad portuaria de Beirut, y que ha dejado más de 300.000 afectados.

Flash, de raza border Collie, mostró señales de encontrar personas entre los escombros, por lo que se intensificó las maniobras en el lugar. Francesco Lermonda, un voluntario chileno, le dijo a la agencia AP que el equipo que llevaban identificaba respiración y latidos del corazón de humanos, no de animales. Dijo que era raro pero no imposible que alguien sobreviviera en dichas condiciones durante un mes.

“En el Líbano, hay tantas calles con nombres de presidentes y políticos, pero la única criatura que realmente merece un enorme letrero, señal, y muestra de agradecimiento es “Flash”, el perro rastreador chileno, que hizo un mejor trabajo que todo el gobierno libanés”, escribió la periodista Luna Safwan en su cuenta de Twitter.

Un artista, Ivan Debs, creó una ilustración de Flash erguido sobre una pila de escombros, su corazón conectado con el corazón debajo. “Tenemos mucho que aprender de él” escribió el ilustrador en Twitter.

Miembros de defensa civil y socorristas retiraron con sus propias manos escombros del edificio este viernes por la mañana, comprobó un fotógrafo de la agencia AFP. Por la noche, dos grúas permitieron retirar muros que podían caerse.

“Trabajamos sin descanso desde la noche. Hemos retirado los escombros, pero todavía no hallamos nada”, declaró a la AFP el director de operaciones de defensa civil, George Abou Moussa.

Un equipo chileno de rescate y Flash, su perro rastreador, descubrieron lo que parecía ser el latido de un corazón debajo de los escombros de la explosión del 4 de agosto en Beirut, Líbano. (Foto: AFP)

Un equipo chileno de rescate y Flash, su perro rastreador, descubrieron lo que parecía ser el latido de un corazón debajo de los escombros de la explosión del 4 de agosto en Beirut, Líbano. (Foto: AFP)

El gobernador de Beirut, Marwan Abboud, declaró el jueves a periodistas que podría haber uno o dos cuerpos, y quizás un sobreviviente, ya que los escáneres permitieron detectar “latidos cardíacos”.

“Tras haber retirado los escombros grandes, realizamos nuevos tests para vigilar el ritmo cardíaco o la respiración, que revelaron un débil ritmo (…) siete latidos por minuto”, declaró este viernes Nicolás Saadeh, que coordina las tareas de búsqueda entre el equipo chileno y defensa civil. La víspera, se detectó un ritmo cardíaco de 16 a 18 latidos por minuto.

Las tareas de búsqueda son aún más difíciles porque el edificio no es más que una pila de escombros.

Líbano no posee los equipos ni las capacidades técnicas para enfrentar este tipo de catástrofes. Varios países enviaron rápidamente equipos de socorristas y asistencia técnica tras la explosión.