Fiscal Rocío Sánchez “pone su cargo a disposición” en caso “Cuellos Blancos del Puerto”

La fiscal Rocío Sánchez, quien está a cargo de la investigación del caso “Cuellos Blancos del Puerto” puso su cargo a disposición tras revelarse que sostuvo una reunión con el expresidente Martín Vizcarra en marzo del 2018 junto a la fiscal Sandra Castro.

En diálogo con El Comercio, Sánchez pidió también la renuncia de “los fiscales que están investigando” y respetar las decisiones que adopte el fiscal coordinador.

Yo pongo mi cargo a disposición. Yo no me aferro. Pero que tampoco se queden los fiscales que están investigando, desde el fiscal supremo (Jesús) Fernández. Y si van a reestructurar en aras de una buena investigación, que se restructue todo y se respete las decisiones del fiscal coordinador”, comentó.

En otra entrevista, esta vez para Canal N, la fiscal Sánchez presumió que la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, conocía de la polémica reunión en la vivienda del exmandatario.

“El fiscal Pablo Sánchez no sabía. Yo entiendo que la fiscal de la Nación (Zoraida Ávalos) sí tenía conocimiento por la confianza que tienen (Sandra) Castro con ella. Me consta de alguna manera, había una oportunidad en la que Castro había ofrecido ser el enlace para el tema del presupuesto que necesitaba el Ministerio Público. Entonces, se debe entender que la fiscal de la Nación sabía que Castro era amiga, conocida o vecina del presidente de la República”, comentó.

Sobre la relación entre fiscales del equipo especial que investiga a exmagistrados y empresarios envueltos en la trama del caso “Cuellos Blancos del Puerto”, Sánchez comentó que se le cuestionaba su actuación al frente de las investigaciones.

“Las dos fiscales que ingresan al equipo especial en primera instancia, lo primero que realizan son cuestionamientos al trabajo que yo venía realizando. Denuncias en control interno, denuncias porque no entrego las carpetas, denuncias públicas”, indicó.

La fiscal remarcó que la reunión con el exjefe de Estado giró en torno a la necesidad de mayor seguridad para el equipo especial, debido a los cargos que ocupaban los investigados.