Fiscal Rocío Sánchez niega favorecimiento a Julio Guzmán

La fiscal del equipo especial del caso Los Cuellos Blancos del Puerto, Rocío Sánchez, rechazó que haya buscado favorecer al líder del Partido Morado, Julio Guzmán, luego de revelarse conversaciones que sostuvo con el abogado y asesor de dicha organización política, Carlo Magno Salcedo.

“Precisar que no es verdad que mi persona habría pretendido facilitarle al candidato o excandidato del Partido Morado, favorecerlo de alguna manera con una investigación”, declaró Sánchez a RPP. 

Según su versión, la comunicación se da en el marco de diligencias previas ya que Salcedo había sido convocado a su despacho a fin de que proporcione información dentro una investigación reservada a efectos de corroborar la declaración de un aspirante a colaborador eficaz del caso Los Cuellos Blancos. 

Explicó que la información proporcionada señalaba una línea de investigación que apuntaba a que tanto en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) así como en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) se habría desplegado actos ilícitos.

“Cuando el colaborador eficaz en el año 2019 nos señala que hubo actos irregulares dentro de JNE, pues la decisión mía era dar un giro a la investigación, ampliarla, para que se puedan investigar presuntos actos de corrupción en el sistema electoral”, dijo Sánchez, quien recordó las pesquisas sobre la participación de José Cavassa en actos ilícitos en la ONPE.

Por ese motivo, afirmó, cuando el aspirante a colaborador afirma que el partido Todos por el Perú, que postuló a Guzmán a la presidencia en el 2016, es afectado por actos de corrupción y que a él le consta, en ese momento busca la corroboración y contacta con Salcedo.

Señaló que inicialmente el abogado no quería declarar, pero posteriormente logró tomarle la manifestación y que fue el propio Salcedo, quien le facilita hacer lo propio con Guzmán. Sin embargo, el excandidato presidencial le precisó no fue testigo directo, sino que otra persona de su equipo fue quien recibió la información de un presunto cobro de soborno.

En ese contexto, sostuvo, es fácil de explicar que cuando Salcedo le consulta si fue ella quien ha dispuesto una comunicación telefónica para notificarle algún documento, lo hace “pensando en las coordinaciones previas y las declaraciones que ya se habían rendido”.

Aseguró que cuando ella menciona “no será de esa carpeta”, se refiere a la declaración de Guzmán del 2016 cuando se hizo una denuncia por la procuraduría del JNE, pero él no aportó información en esa investigación y el caso se archivó.

La fiscal Sánchez afirmó que no conoce a la fiscal adjunta Lily Romualdo Jaque, integrante del equipo especial del Lava Jato y dijo que para ella es clarísimo que hay grupos políticos o económicos interesados en que la investigación sobre Los Cuellos Blancos no prospere.

La Oficina Desconcertada de Control (ODC) Interno del Ministerio Público abrió una investigación preliminar contra la fiscal Sánchez, luego que el programa dominical Panorama reveló unas conversaciones en las cuales la magistrada hablaba de evitar “show mediático” al líder del Partido Morado.

La comunicación con Salcedo se produjo el 17 de agosto, día en que el Equipo Especial Lava Jato inició una investigación preliminar a Julio Guzmán por el presunto delito de lavado de activos por aportes de Odebrecht a su campaña de 2016.