Fiscal Pérez amplía investigación contra Keiko Fujimori por lavado de activos y organización criminal

El fiscal José Domingo Pérez, miembro del equipo especial Lava Jato, dispuso el último jueves ampliar la investigación preparatoria por lavado de activos y organización criminal contra la candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Según la resolución a la que accedió El Comercio, Pérez incluyó como nuevo elemento los testimonios del colaborador eficaz identificado con la clave 090J-2020.

Estas declaraciones fueron brindados el 1 y el 3 de diciembre pasado ante el fiscal supremo Jesús Fernández, de la Primera Fiscalía Suprema Transitoria especializada en delitos cometidos de funcionarios públicos, quien investiga el caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

En base a la declaración de este colaborador, la fiscalía señala que, a petición de la lideresa de Fuerza Popular, el ex miembro del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) Guido Aguila intervinó en el nombramiento del juez supremo Martín Hurtado Reyes. Este magistrado, actualmente, está suspendido por la Junta Nacional de Justicia (JNJ) por sus presuntos vínculos con César Hinostroza Pariachi y con “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

La petición

El colaborador 090J-2020 relató que en el 2017, el magistrado Hurtado fue “designado por presión de la señora Keiko Fujimori a Guido Aguila”. Detalló que esto se conoció en un almuerzo, que ocurrió en diciembre de ese año, en un local llamado Costanera 700, cuando se anunciaron los resultados finales del nombramiento de los jueces supremos.

“Estuvieron presentes Oscar Peña [empresario pesquero investigado por caso Los Cuellos Blancos], la abogada de Peña de nombre Elena, Enrique Vidal, Walter Ríos con su asesor Gianfranco Paredes y el juez Carlos Chirinos Cumpa”, indicó el colaborador a la fiscalía.

En su testimonio, aseguró que Vidal -ex periodista quien ha aparecido como interlocutor en los CNM audios- llamó a Aguila para reclamarle, “quien le respondió que había salido el juez Hurtado Reyes porque fue un tema político a petición de Keiko Fujimori”.

Según el mismo testimonio, hubo otra reunión en San Isidro donde estuvo Aguila nuevamente, “quien señaló que el caso del juez Hurtado era recomendado” de Fujimori.

Aguila también es señalado como el organizador de reuniones con los postulantes a jueces supremos para revisar con anticipación las respuestas de los exámenes para el nombramiento.

Para el fiscal Pérez, la presunta organización que encabezó Fujimori muestra “actos de intromisión” en el aparato estatal” como el Poder Judicial, el Ministerio Público, el desaparecido CNM y la ONPE. Esta, aseguró, es manifiestada en los vínculos que la organización criminal establece “con otras redes criminales como “Los Cuellos Blancos del Puerto” para el cumplimiento de sus fines que es obtener el poder político”.