Ferran finiquita la remontada del Manchester City ante el Oporto

El Manchester City se presentó en el inicio de la Champions League como cada curso: con su cartel de favorito guardado en una mochila en la que pesan sus eliminaciones. El quinto asalto ‘citizen’ de Pep Guardiola a la ‘Orejona’ empezó con sobresalto inicial, remontada y triunfo (3-1) ante el Oporto. Los ‘dragones’, mermados tras las salidas de Danilo, Telles… compitieron en su visita al Etihad. Con Pepe dirigiendo el tráfico y como jefe de la zaga portuguesa, el City se sumergió en un campo de minas del que salió vivo.

Un error de Dias en la salida del balón colocó a Luis Díaz en el mapa del fútbol europeo. El extremo colombiano cogió el balón en la banda izquierda y no lo soltó hasta que lo introdujo en la meta de Ederson. Una diagonal cargada de potencia y habilidad, en la que dejó a un defensa tras otro con su eslalon, y en la que los rivales únicamente le perseguían con la mirada, respetando la distancia social. El 0-1 fue un gol de quilates.

Video thumbnail
Gol de Luis Díaz (0-1) en el Manchester City 3-1 Oporto

Sin De Bruyne, el City estaba en apuros. Sin embargo, al Oporto le duró un suspiro su botín y su sorpresa. En una jugada cargada de ‘moviola’ en el área, Gündogan pisó a Marchesín antes de que Pepe derribara a Sterling. El VAR intervino… decretando penalti. No observó falta previa del alemán. Agüero no falló. 231 días después de su última diana, el Kun volvió ‘mojó’. La pandemia y sus lesiones se lo habían impedido antes. Un tanto que fue el 40 en la Champions del argentino colocándose entre los 14 futbolistas con más dianas en la historia del torneo. Se unió al club de Cristiano, Messi, Raúl, Lewandowski, Benzema, Van Nistelrooy, Henry, Ibrahimovic, Shevchenko, Inzaghi, Müller, Drogba y Del Piero.

Con el empate, el City continuó sin compartir el balón y el Oporto defendiéndose. Su muro de cinco era impenetrable para la posesión local. Marega se vaciaba y saca tarjetas a los zagueros ingleses. Luis Díaz seguía haciendo daño… hasta que fue sustituido. Un alivio para unos ‘citizens’ que se vinieron arriba. Sin el colombiano, los ‘dragones’ perdieron su fuego. Un ecosistema en el que Gündogan comenzó a probar a Marchesín. En su primer intento, a bote pronto, el cancerbero desvió su chut. Pero el portero argentino no pudo con la falta que el ex del Dortmund clavó en la red. Golazo y remontada.

El Oporto estaba K.O. y Guardiola metió a Ferran. El español se inventó el tercero. Foden se la dio, el ex del Valencia se internó en el área, recortó a Pepe y marcó de un fuerte disparo. Puso el punto y final con su segunda diana de celeste a un inicio sin sobresaltos. Sólo la lesión de Fernandinho empañó el triunfo del City. Vuelta a empezar… con el caramelo de Ferran endulzando la noche.

Fuente: marca.com