Familia hizo “el negocio perfecto” con la Policía en Puno.

TAL COMO LO INFORMAMOS ANTERIORMENTE, LA X MACREPOL PUNO, COMPRÓ UN LOTE DE IMPLEMENTOS DE BIOSEGURIDAD PARA EL PERSONAL POLICIAL DE LA REGIÓN ALTIPLÁNICA, VALORIZADOS POR 711 MIL 800 SOLES. LA FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN DE PUNO, ADVIRTIÓ GROSERAS SOBREVALORACIONES.

Se adquirió 100 mil barbijos, alcohol en gel, antibacterial en gel, papel higiénico y guantes. En Puno, la unidad de barbijos a 4 soles, los guantes desechables a 2.5 soles, desinfectante a 15 soles y alcohol en gel a 35 soles.

Las adjudicaciones se hicieron bajo una ‘triangulación’ casi perfecta, entre familiares. Las proveedoras Word Import de Martín Solano Solano y Margagu, de Gustavo Martínez Gabaldoni, se repartieron las ventas.

Iris del Carmen Campos, quien también proveyó 50 mil barbijos, y Martín Solano, son hija y padrastro. La cónyuge de este, Sharon Patricia de la Cruz Mori, también ostenta otra empresa que provee estos artículos. En suma, hija, madre y esposo, son empresas proveedoras “caseritas” que venden a la policía.

Martín Solano vendió 11, 200 antibacterial en gel de 120 ml. a 15 soles cada uno. Entre él y su hijastra toparon el 51.7 % del presupuesto por emergencia.

El afortunado empresario vendió artículos a la policía por S/ 699 soles, en sinuosos contratos. La esposa de este regenta la empresa Valeriana Traiding.

Martínez Gabaldoni, representa a Margagu, que también entró en este negociazo, vendiendo 21 200 guantes desechables a S/ 2.50 la unidad.

Para la fiscalía, ha quedado claro que habrían sobrevalorado, compitiendo entre ellos. Todos ellos ofrecían cotizaciones altas. Ha trascendido que inclusive, el área de Logística de la Macrepol Puno entregó las compras en un solo día, con semejantes precios.