¿Existe mayor riesgo de violencia hacia las mujeres en el contexto de la covid-19?

La permanencia de roles de género tradicionales genera sobrecarga de trabajo doméstico en las mujeres, lo que conlleva a una mayor presencia de estrés y riesgo de malestares emocionales.


En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la No Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, el Ministerio de Salud (Minsa) reafirma su compromiso de poner la atención de salud mental en mujeres víctimas de violencia como una de las prioridades del sector.

Esta fecha conmemorativa tiene como objetivo denunciar y visibilizar los actos de vulneración y persistencia de violencia psicológica, física, sexual y económica hacia las mujeres; así como reclamar políticas públicas para la erradicación de este flagelo que afecta a las mujeres y niñas a nivel mundial. 


“La discriminación contra las mujeres en su diversidad es una realidad dolorosa en nuestro país que se expresa en persistencia del machismo, hechos de violencia y desigualdad. En el contexto de la pandemia por la covid-19, esta situación se ha profundizado”, señaló Vanessa Herrera, psiquiatra de la Dirección de Salud Mental del Minsa, durante su participación en el Webinar “La otra pandemia: La violencia contra la mujer en tiempos de la covid-19”.


También, resaltó que el cuidado de la salud mental de las mujeres es prioridad en todas las instituciones de salud públicas y privadas, de acuerdo al marco normativo vigente. 
“El personal de salud debe centrarse en las principales necesidades y preocupaciones, tanto emocionales, físicas y sociales. Una oportuna intervención del personal de salud puede salvar la vida de una mujer que viene siendo vulnerada”, manifestó.


Dijo que el personal de salud realiza la evaluación y diagnóstico, así como el paquete de tratamientos específicos en salud mental, garantizando la continuidad de cuidados. 


Los equipos de salud actúan de manera coordinada con los servicios sociolegales del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) para brindar protección, bienestar y justicia a las mujeres que sufren de violencia. Asimismo, contamos con centros de salud mental comunitaria que realizan tratamientos especializados a sobrevivientes de violencia y contribuyen con su recuperación integral”, añadió Herrera. 

Violencia en el contexto de la pandemia

De acuerdo con el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, el 60 % de feminicidios en el Perú ocurren en el hogar. 
En emergencias como la covid-19 según la ONU Mujeres, OMS y el PNUD, los riesgos de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes aumentan en este espacio privado. 


A octubre del 2021, los establecimientos de salud del Minsa han brindado 156,893 atenciones, percibiéndose un incremento de búsqueda de tratamiento por dichas secuelas de violencia. 
En caso de violación sexual en el contexto de aislamiento domiciliario o pandemia por la covid-19 acude inmediatamente al establecimiento de salud y solicita la provisión del kit de emergencia. 
Asimismo, si sufres alguna forma de violencia asiste a los establecimientos de salud para recibir atención. El personal de salud le brindará orientación y cuidado integral. 


Si sufres de problemas de salud mental y secuelas por la violencia basada en género, existen servicios especializados de salud mental en centros de salud mental comunitaria de tu comunidad.
También, puede llamar gratis a la línea 113 opción 5, desde cualquier teléfono fijo o celular, en la que un especialista del Minsa le brindará apoyo y soporte emocional. 

Fuente: andina.pe