Exigen que se haga consulta previa para construir carretera en El Cenepa.

AMAZONAS. Comunidades indígenas de Amazonas denunciaron que se están vulnerando sus derechos, al no respetar la consulta previa para realizar la construcción de una carretera entre los centros poblados de Urakusa y Huampami, en los distritos de Nieva y El Cenepa, provincia de Condorcanqui, región Amazonas.

La consulta previa se hizo sin la participación de la Organización de Desarrollo de las Comunidades Fronterizas del Cenepa (ODECOFROC), y otras comunidades indígenas de la zona. De esta forma, se transgredió las normas del Estado Peruano, como la Ley de Consulta Previa, el Convenio 169 de la OIT que protege a los pueblos indígenas, además de las normas del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

El documento base para este proyecto es el estudio de Preinversión a Nivel Perfil: “Creación del servicio de transitabilidad entre los centros poblados de Urakusa y Huampami, distrito de Nieva – Distrito El Cenepa – Provincia de Condorcanqui – Región Amazonas”. Mediante un comunicado, las comunidades nativas señalaron que este no es suficiente y está desactualizado.

El informe tampoco cuenta con un estudio de factibilidad que alerte de los peligros que esta carretera podría causar, como facilitar el tránsito de mineros ilegales y sus insumos, el narcotráfico, la tala ilegal y otras economías ilícitas que existen en la zona. Asimismo, el estudio no menciona el problema de las economías ilegales en El Cenepa, ni del narcotráfico, el cual pese a que no está muy visibilizado, podría agravarse con el fácil que otorgaría la carretera.

Prueba de ello, son las reiteradas amenazas a la vida que reciben los defensores ambientales de la zona. Recientemente, el Ministerio de Justicia activó una alerta temprana para protegerlos, luego que en febrero de este año, la Defensoría del Pueblo solicitara a través de una misiva que se active el “Protocolo para Garantizar la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos en el Perú” a favor de los líderes Awajún de la Organización de Desarrollo de las Comunidades Fronterizas del Cenepa (ODECOFROC).

Siu Lang Carrillo, abogada de CooperAcción, señaló que, en una reunión con algunos actores principales de la zona donde se quiere construir esta carretera y la dirección del Ministerio de Cultura, la consulta previa para este proyecto no estuvo bien hecha.

“En la reunión, incluso estuvo el alcalde de Condorcanqui, cuando el Mincul indicó que habría que retrotraer la consulta previa a las fases anteriores por la falta de participación de actores claves en el proceso como ODECOFROC y algunas comunidades. Adicionalmente, consideramos que esta consulta tiene un problema de fondo que invalida todo el proceso: se ha consultado un estudio de pre inversión que no es un acto administrativo, no tiene información suficiente sobre la zona, y no menciona ni analiza las posibles interacciones entre la minería ilegal, el narcotráfico, la tala ilegal y la carretera, siendo que esta vía conectaría las zonas de minería ilegal con la vía principal en Urakusa», mencionó Lang Carrillo.

Los pueblos indígenas de la zona no se oponen al proyecto de esta carretera, pero cuestionan que se decida su construcción sin una consulta previa adecuada, con falta de la información requerida, transgrediendo la normativa peruana y acuerdos internacionales, y sin evaluar los daños que desencadenaría este proyecto en los territorios indígenas.

Fuente: Vigilante Amazónico.