Evidencias siguen desmintiendo un supuesto fraude

Las evidencias siguen desmintiendo las acusaciones de un presunto fraude electoral. Supuestas pruebas presentadas por Daniel Córdova, uno de los más activos aliados de Keiko Fujimori, se caen ante registros del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y aclaraciones de los ciudadanos señalados como suplantados miembros de mesas electorales, ya reveladas por La República la semana pasada.

“En el Perú ha habido un fraude electoral y yo acá tengo pruebas. Pruebas que hemos hecho llegar a la ONU el día de ayer (el jueves 8) en una segunda visita que hice yo personalmente al subjefe de la misión de la OEA que todavía no ha terminado”, dijo Córdova confusamente el último viernes en un foro en Madrid, en España.

Consultado sobre esa información, envió una presentación titulada “Documentación del Fraude Electoral Cometido Durante las Elecciones Presidenciales en Perú, junio 6, 2021”. Esta incluye 17 supuestos casos irregulares de miembros de mesa suplantados, por lo que habría firmas falsas, y recuentos de votos por computadora.

Daniel Córdova apoya la postura de Fuerza Popular. Foto: La República
Daniel Córdova apoya la postura de Fuerza Popular. Foto: La República

Sin embargo, los supuestos ciudadanos usurpados no fueron omisos a la función de miembros de mesa, según la base de datos de multas electorales del JNE, que permite identificar a quienes no participaron del proceso electoral. Esto contradice el argumento de que ellos fueron suplantados, que insisten en repetir quienes promueven la narrativa del fraude.

Más aún, de los 17 casos presentados en el documento de Córdova, dos ya han aclarado, como muchos otros, que sí fueron miembros de mesa. La semana pasada, La República publicó 36 declaraciones juradas de ciudadanos que desmintieron haber sido suplantados en su función de miembros de mesa, como afirmaba el fujimorismo. Dos fueron Sandy Alomia Melgarejo y Bethzabeth Ramos, de Áncash. Pese al público desmentido, insisten en incluirlas.

Sobre la otra supuesta prueba de fraude, de las actas llenadas por computadora, el Comité Técnico de Fact Checking del JNE, en coordinación con la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales), aclaró que en algunas mesas se aplicó el Sistema de Escrutinio Automatizado (SEA), una herramienta de llenado digital de actas de escrutinio usada en anteriores elecciones.

“Lo usa la ONPE hace tiempo. En vez de llenar a mano, se tipea. Hay una laptop, se imprime y se firma. Eso ya había antes”, dice el politólogo Fernando Tuesta, profesor de la Universidad Católica (PUCP) y exjefe de la ONPE.

“Están en un negacionismo y en un ‘miente, miente, que algo queda’. Siguen con lo mismo, no hay nada nuevo”, opina sobre la documentación de Córdova.

Castillo asumirá el cargo de presidente el próximo 28 de julio. Foto: La República
Castillo asumirá el cargo de presidente el próximo 28 de julio. Foto: La República

JNE en espera

El JNE sigue esperando los votos y firmas del magistrado Víctor Rodríguez Monteza para terminar de resolver las controversias interpuestas por Fuerza Popular, que han dilatado tanto el proceso que, a poco del cambio de mando, aún no se han podido proclamar los resultados.

Desde el miércoles pasado, los casos tienen ya los votos de los otros magistrados del JNE y solo falta Rodríguez Monteza, bajo sospecha por sus vínculos con el caso Los Cuellos Blancos, que incluye a fujimoristas. Aunque solo falta decidir sobre pedidos de nulidad presentados fuera de plazo o sin pago de tasa, Rodríguez Monteza ha pedido expresar su voto singular.

“No salen las resoluciones porque las tiene atoradas. Él sabe que dependen de él. Es determinante”, anota Tuesta.

La demora pone en riesgo el cambio de mando el 28 de julio, y quita tiempo para una adecuada transferencia de gobierno.