Europa concluye que el tratamiento que recibió Trump es eficaz en pacientes que no necesitan oxígeno suplementario

El comité de medicamentos humanos (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha completado su revisión sobre el uso de los anticuerpos monoclonales casirivimab e indevimab para tratar a pacientes con covid y ha concluido que la combinación de estos compuestos, también conocida como REGN-COV2, puede utilizarse para el tratamiento de la enfermedad en pacientes que no requieren oxígeno suplementario, pero tienen un alto riesgo de que la infección tenga una progresión grave. El tratamiento con anticuerpos monoclonales fue el recibido por el expresidente de EE UU Donald Trump durante su enfermedad.

La decisión de la EMA se produce tras la revisión de datos de un ensayo sobre los efectos del uso de casirivimab e indevimab en pacientes ambulatorios con covid que no necesitaban oxígeno suplementario. “Los resultados preliminares indican que la combinación redujo la carga viral (cantidad de virus en la parte posterior de la nariz y la garganta) y condujo a menos visitas médicas relacionadas con la patología”, concluye la EMA.

En términos de seguridad, la mayoría de los efectos secundarios notificados fueron leves o moderados. No obstante, se recomienda un seguimiento de las reacciones relacionadas con la administración. La resolución final que permitirá la comercialización del medicamento se realizará cuando se complete una revisión iniciada el pasado 1 de febrero y que aún está abierta.

El REGN-COV2, el tratamiento que recibió Donald Trump tras infectarse el pasado octubre, se basa en los anticuerpos monoclonales, un tipo de proteína diseñado para reconocer y adherirse a la de la espícula del SARS-CoV-2 en dos sitios diferentes y evitar la entrada del virus en las células del cuerpo.

Los anticuerpos monoclonales localizan y eliminan la molécula específica que utiliza el coronavirus para unirse a las células humanas y usarlas en su estrategia de replicación masiva

Estos anticuerpos localizan y eliminan la molécula específica que utiliza el coronavirus para unirse a las células humanas y usarlas en su estrategia de replicación masiva. Esta molécula se conoce como Dominio de Unión al Receptor (RBD). Si un anticuerpo se une a ellas antes de que el virus entre en las células, bloquea la infección.

La empresa Regeneron ha probado la efectividad de su cóctel de anticuerpos tanto para evitar infecciones como para tratar a pacientes infectados. En uno de los ensayos determinó que los anticuerpos reducen la carga viral hasta en un 99% y hacen que la convalecencia dure siete días en lugar de 13. En un trabajo previo, la compañía mostró que el cóctel reduce la carga viral e incluso impide la infección en macacos y hámsters.

El precio medio de estos compuestos en EE UU es de unos 100.000 dólares (unos 85.000 euros), según un estudio de 2018. En julio, Regeneron recibió 450 millones de dólares del Gobierno de EE UU dentro de la operación Warp Speed para proveer unas 300.000 dosis de anticuerpos antes de final de año en caso de que se demuestre su eficacia.

Fuente: elpais.com