Escandalosa compra de mascarillas en la Red de Salud de Yurimaguas

Nada justifica aun en plena pandemia, haber pagado un precio sobre valorado por mascarillas descartables en nuestra región. Para que tengan una mayor idea, y se den cuenta de cómo utilizan los recursos de los alto amazonenses en la Red de Salud, ayer se denunció públicamente el gasto que hicieron para comprar 1500 unidades de mascarillas tipo N-95, pagando en total la suma escandalosa de 75,000 soles. Increíble.

La empresa Droguería Amazonía Médica E.I.R.L. todavía con sede en Tarapoto, es la que vendió las mascarillas tipo N95, donde al director de la Red de Salud, Juan Enrique del Águila, y a sus logísticos, poco les interesó hacer un estudio minucioso del mercado, no teniendo en cuenta lo que sucedió en Huánuco, por ejemplo, donde la autoridad regional de dicha ciudad retiró a sus funcionarios de salud, por haber pagado 25.50 soles, cada uno, (y en el mismo mes de abril) por el mismo tipo de mascarillas Tipo N-95, compra escandalosa que llevó incluso a la prensa nacional (Panorama) a denunciar el hecho. Mientras en Yurimaguas, la Red de Salud, pagó por el mismo producto (mascarillas tipo N-95), 50 soles.

Para que el órgano de control del GORE Y DIRESA tenga además en cuenta, en Iquitos, el GORE pagó 15 soles por mascarillas N-95, (ojo con este producto), es una mascarilla de mayor calidad, porque no es mascarilla tipo N-95. Pero, como los alto amazonenses no se percataron, dieron rienda a todo para gastar esa suma, tal cual parece ser el mensaje de las autoridades de este sector y de los consejeros regionales de esta parte de la región Loreto, que no entienden, que hacer compras sobrevaloradas en tiempos de emergencia sanitaria es un atentado contra la salud pública, un crimen imperdonable.

Igualmente, el periodista David Mendoza, de canal 26 de Yurimaguas que mostró documentos que acreditan su denuncia pública, cuestionó dónde están y de qué manera se distribuyeron en esta provincia las 1500 mascarillas, hecho que deberían demostrarlo, aparte del pago excesivo que se hizo por las 1500 mascarillas, de lo que los órganos competentes deberían hacer su trabajo, al pagarse a una empresa tarapotina que tiene toda las condiciones(carretera) para vender productos más económicos, a diferencia del mismo Iquitos, que no tiene esta vía de comunicación, pero pagó 15 soles, por mascarillas N-95, y no del tipo N-95.

Una cachetada a la población yurimagüina que hoy se muere por falta de oxígeno, y deja desvalida a esta población, tal como lo señaló recientemente el alcalde de Villa Pampa Hermosa, Geiner Bitel Saavedra, diciendo que el director de la Red de Salud de Alto Amazonas, el dentista Juan Enrique del Águila, se hace el ciego, sordo y mudo, para atender las necesidades de los puestos de Salud, como medicinas y mascarillas.