En medio del colapso, Brasil halla primer caso de variante sudafricana

Brasil ha detectado el primer caso de la variante sudafricana del coronavirus, una nueva señal de peligro para una nación que ya ha sido devastada por la cifra de muertes diarias más alta del mundo impulsada por un linaje local, recoge Reuters.

El contagio se localizó el 31 de marzo tras una muestra recogida en Sorocaba, municipio de Sao Paulo. Se trata de una paciente de 34 años, quien presentó los síntomas de la enfermedad a inicios de marzo. Su esposo y sus dos hijos también tuvieron síntomas leves y resultados positivos para el coronavirus, pero no registraron este linaje, señala el Ayuntamiento de Sorocaba, citado por G1. Ninguno de ellos mantuvo contacto con viajeros de otra ciudad o provenientes de África.

La variante sudafricana del virus, conocida como B.1.351, preocupa a los científicos porque es más transmisible y tiene una mayor capacidad para escapar del sistema inmunológico de las personas infectadas.

El hallazgo se originó a partir del establecimiento de una red de vigilancia genómica para el SARS-CoV-2 en el Estado de São Paulo, integrando varios laboratorios, incluidos los del sector privado.

Los investigadores secuenciaron y generaron 217 genomas del virus, a partir de una colección inicial de muestras en varias ciudades de São Paulo, incluidas Sorocaba, Araçatuba, Marília, Taubaté, Campinas y Ribeirão Preto, además de municipios de las regiones del Gran São Paulo, Paulo y Baixada Santista.

“Posteriormente, clasificamos cada aislado de virus, según su respectivo linaje y caracterizamos el patrón de mutaciones”, señaló Rafael dos Santos Bezerra, uno de los autores del trabajo e integrante de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (FMRP) de la Universidad de Sao Paulo.

“Para trazar la historia evolutiva de estas secuencias, realizamos análisis genéticos y, finalmente, reconstruimos la historia temporal del aislado B.1.351, pudiendo así estimar una posible fecha de introducción del linaje al país”, añadió en diálogo con Jornal da USP.

De acuerdo al experto, “aunque la variante sudafricana se identificó en una sola muestra, este hecho es preocupante porque tiene un comportamiento muy similar a la P.1 (variante brasileña), presentando mayor transmisibilidad y escape del sistema inmunológico”.

La noticia se desprende cuando Brasil suma casi 337.000 fallecidos por la COVID-19, una cifra superada solo por Estados Unidos, con un alza exponencial en los últimos meses. La tasa de propagación del virus revela que este “permanece en circulación intensa en todo el país” y el conjunto de indicadores “muestra que la pandemia puede permanecer en niveles críticos a lo largo de abril”, ha alertado la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), dependiente del Ministerio de Salud.

Los autores insisten en la necesidad de “acelerar la vacunación”, que tropieza con dificultades de abastecimiento de insumos. Las otras recetas tienen pocas esperanzas de ser oídas: fortalecer las medidas de aislamiento, de manera coordinada entre los tres poderes y entre el gobierno federal, los estados y los municipios. “Coherencia y convergencia son fundamentales en este momento de crisis”, destacan.

Con información de AFP.