Emprendedores: ¿cómo ordenar las finanzas personales en pandemia?

Es importante aprender a llevar un mejor manejo de las finanzas personales para, de esa forma, evitar gastos innecesarios, generar un ahorro y poco a poco salir adelante, considerando que la pandemia del covid-19 ha sido un golpe en las finanzas de los negocios y en la economía familiar, destaca el Consultorio Financiero de Mibanco.

En ese contexto, explica cómo un buen manejo de las finanzas personales y familiares permitirán alcanzar las metas y vivir mejor.

Para lograrlo, es importante tener claro lo siguiente:

1.- Se debe tener un propósito, una meta será el punto de partida.

2.- Se debe planificar para lograr las metas, tener claras las acciones que se debe hacer para cumplir el propósito.

3.- Se debe ser constante, apegarse al plan, muchas veces la voluntad es débil, y se cede a las tentaciones de gastar.

4.- Se debe pedir apoyo, preguntar a los especialistas, consultar con amigos o colegas, etc.

Una vez que se tiene claridad sobre estos cuatro pasos, lo siguiente que se debe hacer es elaborar un presupuesto mensual, enfatizó.

Presupuesto mensual

Considera que el presupuesto mensual ayudará a hacer un seguimiento responsable de los gastos y no excederse.

Aseveró que mantener un presupuesto es importante porque:

– Permitirá identificar ingresos y gastos.

– Permitirá priorizar gastos.

– Ayudará a plantear metas de ahorro o inversión.

– Permitirá identificar la capacidad de pago para futuras deudas.

Pasos para elaborar presupuesto

1.- Identificar y calcular los ingresos:

a. Ingresos fijos: sueldo, gratificación de julio y diciembre, pensión de jubilación, rentas o alquileres.

b. Ingresos variables: utilidades del negocio, comisiones, horas extras, “cachuelos”.

2.- Identificar y calcular los gastos:

a. Gastos fijos: alquiler de vivienda o crédito hipotecario, servicios básicos (luz, agua, teléfono, gas, cable, internet, etc.), alimentación, aseo personal, educación, salud, transporte, pago de deudas, “fondo de emergencia”.

b. Gastos variables: ropa y calzado, viajes, diversión y entretenimiento, “gastos hormiga” (pequeños gastos diarios que no son realmente necesarios, pero satisfacen un “antojo” del día a día. Se suele creer que no afectan el presupuesto, pero, si se los suma a fin de mes, podrían ser un monto importante).

3.- Calcular el saldo (excedente o faltante):

– Si se tiene un excedente: hay que ahorrar, no gastarlo.

– Si se tiene un faltante: identificar los gastos que se pueden reducir, aprovechar los ingresos adicionales para nivelarse, buscar alternativas de endeudamiento.

Como se puede observar, el peor enemigo es el no controlar los gastos y subestimar los “gastos hormiga”, destacó el Consultorio Financiero de Mibanco.

Por eso, brindó algunos tips para gastar menos:

– Llevar el almuerzo al trabajo en vez de comer en la calle.

– Desenchufar los electrodomésticos antes de dormir.

– Evitar los taxis.

– Cuando se vaya de compras, hacer una lista y cumplirla.

– Probar comprar “marcas blancas”.

– Reducir los “gastos hormiga”.

– Antes de reemplazar un producto, intentar repararlo.

– Reciclar.

– Utilizar los canales digitales.

– Pagar las deudas a tiempo, para evitar sobrecostos.

Y finalmente, otorgó algunas reglas de oro a la hora de elaborar un presupuesto:

1- Utilizar una herramienta física o digital.

2.- Hacer un presupuesto detallado y realista.

3.- Monitorear los gastos de forma permanente.

4.- Reducir los gastos innecesarios.