El peor virus en nuestro país: La Corrupción

En pleno estado de emergencia y en medio de la lucha contra el coronavirus en nuestro país, autoridades y funcionarios roban medicamentos y canasta de víveres destinados a  las poblaciones más vulnerables en medio de la pandemia. Ellos, aprovechándose de su privilegiada posición buscaban beneficiar a sus familiares y engordar sus bolsillos.

La Jefa de una farmacia en un hospital regional, pensó en lucrar con la emergencia sanitaria que se vive en el Perú y el mundo. Ella valiéndose de su condición de jefa robó cajas y paquetes de productos como mascarillas e implementos médicos, indispensables en la guerra contra el COVID-19, estos habrían sido comprados por el Estado para uso exclusivo del personal de salud. Sin embargo, sin escrúpulo alguno los robó, y aunque negó el delito su irresponsable actuar quedó registrado por un equipo de investigación.

La corrupción se expande como el virus, y llegó hasta una urbanización en Tacna donde vecinos indignados, denunciaron la irregular entrega de canastas de víveres a personas con posición económica estable. En las regiones, algunas autoridades optan por incluir a sus propias familias en los beneficios que son destinados a las personas menos favorecidas. La Fiscalía y la Contraloría de la República se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.

Fuente: Panamericana