El jugador profesional más joven de Fortnite tiene 8 años y obtuvo un contrato de 33 mil dólares

Cada vez más niños han demostrado ser unos prodigios para los videojuegos y Joseph Deen, un menor de solo 8 años, lo ha demostrado siendo contratado por un equipo profesional.

Deen, como revela BBC, a su corta edad ha firmado un contrato de 33 mil dólares para ser fichado como jugador de Fortnite para la organización Team 33, convirtiéndose en el jugador profesional de esports más joven del mundo.

Una inversión a futuro

“Uno de mis cazatalentos se puso en contacto conmigo y me dijo que tenía que ponerse en contacto con Joseph: es extremadamente bueno”, explica Tyler Gallagher, director ejecutivo y cofundador de Team 33. “Después de un tiempo me dijo: tienes que fichar a este chico, si no lo hacemos ¡alguien más lo hará!“, recuerda.

Deen empezó a jugar desde los 5 años y ha desarrollado una habilidad única, lo que le ha valido ser uno de los jugadores con más proyección a futuro. Y es a futuro porque, debido a las reglas de Epic Games, creadora del juego, aún no puede participar en ningún torneo hasta cumplir los 13 años, edad válida para ello.

Por lo mismo, desde Team 33 consideran que es una inversión a largo plazo. “Podemos prepararlo para que sea un jugador de alto nivel a una edad temprana e inscribirlo en competiciones clave una vez cumpla la edad apropiada”, explican. “También tenemos pensado aumentar su presencia en Internet y crear merchandising”.

Tocar piano le ayudó

El menor cuenta con el apoyo de sus padres, quienes le permiten jugar dos horas diarias y un poco más los fines de semana.

“Hemos investigado acerca del juego y no creo que estemos haciendo algo malo. Es un niño equilibrado, viene de una buena familia y no le afecta”, subraya la madre de Joseph. “Puedes ser una madre molesta que está todo el día diciendo que no se haga algo y luego, cuando cumplen 13 años, se vuelven todos locos”, sentencia.

Pero parte de su éxito es gracias al piano: “Tocar el piano me ayudó mucho a tener más control del teclado y el ratón. Cuando empecé a jugar me di cuenta de que era realmente bueno”.