El grupo sanguíneo A facilita la infección por covid

Un nuevo estudio publicado este miércoles en la revista Blood Advances ha hallado que el SARS-CoV-2 presenta una especial afinidad por el antígeno del grupo sanguíneo A que se encuentra en las células respiratorias.

La investigación proporciona la primera asociación directa entre el virus y los antígenos de los grupos sanguíneos, la cual podría explicar por qué las personas del tipo A tienen más probabilidades de resultar infectadas. Sus resultados también podrían aclarar por qué estos pacientes presentan cuadros más graves.

“Si los pacientes tienen más probabilidades de contraer el virus debido a que expresan el grupo sanguíneo A, es posible que también sean más propensos a ser infectados por más viriones del SARS-CoV-2, lo que se ha asociado con una progresión más grave de la enfermedad”, explica por correo electrónico Sean R. Stowell, de la Escuela de Medicina de Harvard (EE.UU.) y quien ha dirigido el grupo de investigación.

Ni en los otros grupos La mayor afinidad por las células del aparato respiratorio no se dio con los antígenos de los glóbulos rojos del grupo A

El coronavirus presenta una proteína en su superficie, concretamente dentro de la proteína S, llamada dominio de unión al receptor mediante la cual se adhiere a las células huésped. 

La también denominada RBD tiene, por tanto, un papel clave en el proceso de infección. Entender sus preferencias de unión resulta primordial para descifrar por qué no todos los individuos parecen ser igualmente susceptibles al virus.

Los investigadores evaluaron la actuación de la RBD sintetizada en el laboratorio en función de los distintos tipos sanguíneos, que ya se había visto que afectaban de forma diferencial al curso de la enfermedad. El equipo midió la afinidad de la proteína en los antígenos de los grupos A, B y O presentes en la superficie de los glóbulos rojos y en células del tracto respiratorio.

Stowell y sus colegas observaron que la RBD tenía una fuerte preferencia por unirse al antígeno del grupo sanguíneo A de las células de garganta y pulmones. No mostró semejante afinidad por los glóbulos rojos del grupo sanguíneo A o a los antígenos de los demás grupos sanguíneos que en ambos tipos de células. El equipo encontró la misma preferencia en el anterior coronavirus SARS-CoV, responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

“Como la unión a los glóbulos rojos no mejora, que se sepa, la capacidad del virus para causar infección o propagarse a otras personas, probablemente hubo una menor selección evolutiva para que esta preferencia por el antígeno del grupo A también exista en los glóbulos rojos”, explica el investigador.

El artículo se suma al cuerpo de estudios que relacionan el sistema sanguíneo AOB con la susceptibilidad a la enfermedad. Una investigación previa publicado también en Blood Advances ya mostró que las personas del grupo A y AB podrían presentar mayor riesgo de sufrir cuadros clínicos severos

Otro artículo de la misma revista asoció el grupo sanguíneo 0 con un menor riesgo de padecer Covid-19 así como con un curso menos grave de la enfermedad. The New England Journal of Medicine también publicó una investigación que llegó a los mismos resultados. 

Comprender mejor cómo los antígenos ABO atraen al virus, dice Stowell, podría permitir diseñar sustancias que imitaran los grupos sanguíneos para inhibir o prevenir la infección.

“Aún queda mucho por hacer, pero estas son algunas de las posibles direcciones que podría tomar esta investigación”, concluye el investigador.

Fuente: lavanguardia.com