Inicio PERÚ El caso de abuso sexual grupal que Perú afronta ante justicia internacional

El caso de abuso sexual grupal que Perú afronta ante justicia internacional

El caso de los cinco hombres denunciados por violación muestra, una vez más, el grado de violencia que afecta a niñas y mujeres. No es la primera vez que esto ocurre. Actualmente, Perú enfrenta un proceso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por negar atención médica y justicia a una joven que también fue víctima de violación grupal.

Se trata del caso ‘María’, una joven huanuqueña de 18 años que fue violada sexualmente por un compañero de su colegio y otros tres hombres en 2014. Los cuatro la acorralaron cuando salía de la escuela, abusaron de ella y luego la dejaron inconsciente en una plaza.

Los padres de ‘María’ la llevaron de emergencia a un centro de salud. Pero en lugar de atenderla, el personal médico le puso varias trabas para no realizarle los exámenes correspondientes y nunca le informaron sobre la anticoncepción oral de emergencia o también conocida como pastilla del día siguiente.

Publicidad

Su calvario también se trasladó a la vía judicial. Su compañero de colegio fue capturado, pero el Poder Judicial solo lo condenó a 1 año de cárcel y al pago de 900 soles como reparación civil. Los otros tres agresores continúan sin ser identificados hasta ahora.

En junio de este año, la CIDH admitió el caso de ‘María’ que representa la primera denuncia contra Perú que llega a cortes internacionales por obstaculizar el acceso integral de atención en salud a una víctima de violencia sexual.

Las organizaciones civiles Promsex, Paz y Esperanza y el Centro de Derechos Reproductivos, encargadas de la defensa de ‘María’, esperan que este antecedente permita obtener justicia y reparación para todas las víctimas de violación. Así como acceso completo a los servicios de salud que incluyan la entrega del Kit de Emergencia y la ‘pastilla del día siguiente’.

Violencia permanente

Así como ‘María’ y la joven agraviada en Surco, muchas otras mujeres han sido víctimas de violación grupal. Solo entre setiembre y octubre, se han registrado a través de los medios de comunicación otros tres casos de violación en grupo en Ayacucho, Ica y Cusco. En todos ellos se repiten los mismo patrones: el personal médico que agrede a las víctimas y la impunidad para los violadores.

En el caso de Ayacucho, el personal médico exigió un pago ilícito a la familia de la víctima para realizarle las evaluaciones que le correspondían por ley. Mientras, los tres agresores fueron liberados. Lo mismo sucedió en el caso de Cusco, donde dos de los cuatro procesador por violación continúan prófugos.

La constante violencia y la impunidad parecen ser la regla en los casos de violencia contra las mujeres. Por ello es que miles de mujeres han llenado nuevamente las redes sociales con el #PerúPaísDeVioladores para denunciar la sensación de desprotección que siente y la complicidad de la sociedad que continúa justificando a los agresores y culpando a las víctimas.

Redacción: Wayka.pe

Publicidad