El atacante nacional, Paolo Guerrero será juzgado en Brasil por incidentes del Flamengo vs. Internacional

Paolo Guerrero podría recibir un mayor castigo por los incidentes que protagonizó en el último Inter-Flamengo por el Brasileirao, en el que terminó expulsado, tras ser denunciado ante el Tribunal Superior de Justicia Deportiva (STJD) brasileño.

El delantero nacional será juzgado este viernes en la sede del organismo por su comportamiento en el compromiso, al igual que el defensor Bruno, el técnico de su equipo, Odair Hellmann, y el vicepresidente del club, Roberto Melo, quienes también deberán responder por lo ocurrido el 25 de septiembre en el Maracaná.

Guerrero es quien la tiene más complicada de todos los señalados, pues son dos faltas del Código Brasileño de Justicia Deportiva (CBJD) en las que habría incurrido:

Art. 243-F (dos veces): ofender a alguien en su honor. Penalidad: multa de 100 mil reales y suspensión de uno a seis partidos.

Art. 258-A. burlarse del público durante el partido, prueba o equivalente. Penalidad: suspensión de dos a seis partidos.

Aquel choque, que terminó con la victoria del Mengao por 3 a 1, Guerrero fue a disputar un balón aéreo Rodrigo Caio, aunque el ‘Depredador’ se llevó la peor parte, pues sufrió un corte de ceja.

De inmediato, el capitán de la selección peruana se levantó para reclamar por la acción que él consideraba una falta del central, pero el juez Luiz Flávio de Oliveira no lo consideró así , lo cual desató la ira del atacante nacional.

Tras choque, el portal ‘Globo Esporte’ detalló parte del acta arbitral, divulgada en la página de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), en la que se reveló insultos en inglés de Paolo Guerrero.

“Expulsado por ofender al cuarto árbitro, Grazianni Maciel Rocha, con su dedo medio y diciendo las siguientes palabras: ‘Fuck you, fuck you, fuck you (jódete, jódete, jódete)’. Tras esto, se dirige hacia mí, golpeando el aire, pateando el piso y pronunciando las siguientes palabras: ‘Fuck you, fuck you, fuck you’, necesitando que sus compañeros de equipo lo sujeten para dejar el campo de juego”, dice el texto respecto a Guerrero.

“El atacante responderá por doble ofensa al arbitraje en el Artículo 243-F y el Artículo 258-A por provocar al público durante el partido. Por ofensas, el jugador puede recibir una multa de hasta $ 100,000 (reales) y la suspensión de hasta seis juegos por infracción. Para la provocación la pena es de dos a seis partidos”, destacó el Tribunal Superior de Justicia Deportiva (STJD).

De esta manera, Paolo Guerrero podría volver a alejarse de los campos de juego, esta vez por conducta extradeportiva. De confirmarse la máxima sanción posible en su contra, prácticamente se perdería lo que resta del Brasileirao con el Inter. Peru21.