EE. UU.: gobernador de Florida pone como ejemplo a Perú para no restablecer las cuarentenas

Estados Unidos. El gobernador de FloridaRon DeSantis, aseguró este lunes que su estado no volverá a retomar las cuarentenas (lockdowns) para no seguir el ejemplo de países como Perú, donde las tasas de mortalidad y desempleo se dispararon en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Durante una rueda de prensa celebrada en la comunidad de jubilados The Villages, el gobernador prometió a los residentes del estado no volver al confinamiento tras sostener que el número de pacientes con coronavirus hospitalizados está “por debajo del 60 por ciento en todo el estado, desde nuestro pico de julio”.

“Nunca volveremos a hacer ninguno de estos cierres y escucho a la gente decir que cerrarán el país y honestamente me estremezco”, dijo DeSantis durante la sesión informativa en Florida Central.

Del mismo modo, Ron DeSantis consideró que medidas “draconianas” como las establecidas en el Perú no desalientan la mortalidad al momento de enfrentar la pandemia por la COVID-19, por lo que garantizó que preservarán los puestos de trabajo recuperados en los últimos meses.

“Conseguimos puestos de trabajo, 74.000 creo, puestos en el sector privado en julio. Imagínense si hubiéramos cerrado el estado, hubiéramos perdido otros 400.000 empleos. Y entonces creo que entendemos lo que tenemos que hacer: no volveremos a mandar nunca más ninguna cuarentena. La cuarentena más draconiana ha sido impuesta en Perú y tienen la mayor mortalidad per cápita del mundo”, precisó.

“Tienen la mortalidad per cápita más alta del mundo por COVID-19 y en el mejor de los casos lo que hará el bloqueo es retrasarla. No reduce la mortalidad final, crea muchos otros problemas con la mortalidad en los que mucha gente no necesariamente se enfoca “, continuó el funcionario norteamericano.

Ron DeSantis ha sido ampliamente criticado por negarse a implementar una estricta orden de cierre en Florida, pese a que dicho estado reportó 623.471 casos acumulados del nuevo coronavirus y 11.187 muertes de residentes hasta el martes por la mañana.

Si bien finalmente emitió una orden de ’quedarse en casa’, su enfoque general se basó en gran medida en las localidades, para implementar restricciones adaptadas a sus comunidades. También ha mostrado su rechazo hacia el uso obligatorio de mascarillas.