EE. UU.: enjuician a familia por comercializar solución tóxica contra la COVID-19

Una familia de un padre y sus tres hijos fueron enjuiciados en Miami, Estados Unidos, bajo la acusación de comercializar una solución tóxica y con efectos potencialmente letales que publicitaban como una cura para la COVID-19 y con la que ganaron más de un millón de dólares amparados en una iglesia creada por ellos mismos.

Según documentos judiciales, los acusados son Mark Grenon, de 62 años, y sus hijos Jonathan, de 34, Jordan, de 26, y Joseph, de 32, residentes en Bradenton (Florida).

Se les acusa de conspiración para cometer fraude y desacato criminal, pues previamente en un proceso civil un tribunal les ordenó dejar de vender el producto, pero, según los fiscales, siguieron haciéndolo.

Los cuatro, de acuerdo a la acusación, fabricaban, promovían y vendían una “Solución Mineral Milagrosa” (MMS), que contenía clorito de sodio y agua, pero al ingerirla se transformaba en dióxido de cloro, una potente lejía usada para el tratamiento del agua y el blanqueado de textiles y pulpa de papel.

Según la publicidad, no solo servía contra la COVID-19, sino contra el cáncer, el alzheimer, la diabetes y la malaria, entre otras enfermedades.

“La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) ha recibido informes de personas que requirieron hospitalizaciones, desarrollaron afecciones potencialmente mortales y murieron después de beber MMS”, según un comunicado de prensa de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida.

La FDA no solo no aprobó esa solución para tratar la COVID-19 o cualquier otra enfermedad, sino que “ha instado enérgicamente a los consumidores a no comprar ni usar MMS”, agrega.

Fuente: La República