Ecuador anunció su salida del ALBA en respuesta de crisis en Venezuela

Ecuador decidió abandonar la ALBA por la “falta de voluntad” para solucionar la crisis que ha obligado a migrar a cientos de miles de venezolanos.
El éxodo de venezolanos en Ecuador y su consiguiente crisis migratoria fue el motivo presentado por el Gobierno de ese país para abandonar la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) de la cual formó parte desde el año 2009.

“Ecuador anuncia que no continuará su participación dentro de la ALBA ya que no comparte sus pronunciamientos sobre varios temas regionales, pero que tampoco se integrará a otros grupos de Estados que no propicien soluciones constructivas de las que participen todos los actores venezolanos, sin exclusión alguna”, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano.

La medida le permitirá al país “reafirmar los principios de autonomía” frente a las decisiones de este grupo, explicó el canciller ecuatoriano, José Valencia.

El representante del Gobierno de Lenin Moreno destacó que Ecuador se siente “frustrado” por la falta de voluntad de la administración de Nicolás Maduro para resolver la crisis económica y política que atraviesa el país.

La Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América, ALBA, surgió en el año 2004 como un mecanismo de cooperación impulsado entonces por el presidente, Hugo Chávez, por parte de Venezuela y Fidel Castro como gobernante de Cuba. La iniciativa se presentó como una opción distinta al Área de Libre Comercio de las Américas (Alca) que en su momento impulsó Estados Unidos.

Ecuador insta a los países a buscar soluciones a la crisis migratoria, así lo informó France24.com

El anuncio sobre la salida de Ecuador de la ALBA se dio desde el Palacio de Carondelet, sede de la presidencia ecuatoriana, luego de una reunión de trabajo en la que participaron varios ministros del gabinete de Lenín Moreno y en la cual se abordó la crisis migratoria por el éxodo de venezolanos.

El canciller del país también hizo un llamado a los diversos gobiernos de la región para que unan esfuerzos para encontrar una solución a la problemática.

“Se trata de un problema que no puede ser encarado por un país individualmente, sino que exige una respuesta de todas las naciones de la región”, indicó Valencia durante su intervención.

Crecimiento exponencial de la migración venezolana

El anuncio se hizo días después de que Ecuador exigió que los ciudadanos venezolanos presenten sus pasaportes para ingresar a su territorio.

“La salida de ciudadanos venezolanos de su país es consecuencia de la crisis económica y política de Venezuela. Las repercusiones son regionales, sin embargo, Ecuador será siempre solidario”, destacó Valencia.

Entre 547 mil y 560 mil venezolanos han cruzado la frontera con Ecuador en lo que va de 2018, pero se calcula que únicamente el 20% de ellos se establece en este país, el 80% restantes continúan su recorrido hacia países cercanos como Perú y Chile, principalmente.

Según la Organisación Internacional para las Migraciones (OIM), el número de venezonalos en el exterior subó de 697.562 en 2015 a 1.642.442 en 2017.

El organismo destaca que se intensificaron los flujos hacia los tradicionales destinos así como también nuvos destinos en la región y el mundo.

Con la salida de Ecuador, la ALBA queda conformada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela.