Ecosistema emprendedor en riesgo por tantos cambios políticos

El Perú es un país de emprendedores, de eso no caben dudas. Pero, en medio de una crisis política y con una pandemia que no encuentra vacuna que la frene, son varios los riesgos que deben enfrentar quienes se animan a hacer empresa en el país.

Por esa razón y tomando en cuenta que los emprendedores se mueven en un entorno microeconómico de corto y mediano plazo, Javier Salinas, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico (Emprende UP), considera que aun cuando “la estabilidad es el mejor ambiente para generar negocios, si se toman medidas extremas como cerrar las AFP o congelar las deudas, eso sí podría afectarnos considerablemente como ecosistema emprendedor”.

En ese sentido, el experto hace hincapié en que el rol de nuestras autoridades debe ser el de “procurar siempre un ambiente de negocios amigable y estable”, no solo porque resulta predecible sino también necesario.

EL RETO DE CRECER
Considerando que un reciente estudio de Yanbal y Emprende UP revela que la necesidad de mantener, recuperar o incrementar las ventas, y la incertidumbre sobre el comportamiento del mercado, son las principales preocupaciones de los emprendedores en todos los sectores, Javier Salinas recomienda echar mano de la tecnología para hacer frente a esos desafíos.

“El apoyo viene en optimizar los recursos de marketing digital, una herramienta de bajo costo y gran impacto. Además, si es utilizada de manera profesional, es la mejor manera de optimizar recursos para este propósito”, añade.

Pero debido a que en tiempos de reactivación económica –como los que vivimos hoy en día como consecuencia del COVID-19–, los emprendedores necesitan mayor visibilidad y conexión con las empresas, Salinas recomienda impulsar su contratación para generar mayor demanda de los productos y servicios que ofertan.

FINANCIAMIENTO
El estudio de Yanbal y Emprende UP también revela que alrededor de un 15% de emprendedores manifiesta haber dejado de operar por falta de fuentes de financiamiento.

Frente a ello, el especialista indica que a pesar de ese resultado, se puede aseverar que en el Perú hay suficiente liquidez en el mercado para atender a los emprendedores.

“Es una cadena que empieza con familiares y amigos, luego viene el ‘crowdfunding’ financiero y más adelante se puede conseguir financiamiento por parte de inversores ángeles y fondos de inversión. En Perú, los inversores ángeles son la fuente más importante”, señala.

Y aunque un 30% de emprendedores jóvenes (entre 18 y 20 años) manifiesta que no podrá continuar con su emprendimiento por falta de fuentes de financiamiento, el especialista refiere que dicha cifra se encuentra dentro de los estándares, pero hace falta saber el grado de desarrollo que han alcanzado.

“No todos los emprendimientos logran pasar los dos o tres años de operación. Pero, debido a que los emprendedores ven oportunidades donde los demás ven problemas, siempre habrá oportunidad para hacer negocios en cualquier contexto”, afirma.

Como dato adicional, el estudio también revela que las personas entre 21 y 30 años y las de 31 a 40 años, representan al grueso de emprendedores en el país con un 75%. Mientras que a nivel de género, prevalece una notoria presencia femenina al liderar el 88,6% de los emprendimientos.