“Dracarys”: así celebra congresista remoción de magistrados en El Salvador

El Salvador se adentra a una crisis política por la existencia de dos salas de lo Constitucional en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) después de que el Congreso votara por sustituir a varios magistrados, en una medida criticada de manera firme por Estados Unidos y señalada de “golpe de Estado” por organizaciones sociales.

La Asamblea Legislativa, que tomo posesión el sábado 1 de mayo con amplia mayoría oficialista, votó por destituir a los cinco magistrados propietarios y a sus suplentes, pero la misma sala declaró inconstitucional la medida legislativa, impulsada por el oficialismo y apoyada por el presidente Nayib Bukele.

Una propuesta de destitución introducida por la primera vicepresidenta y exministra de Cultura del Gobierno de Bukele, Suecy Callejas, quien celebró la decisión final con una frase famosa de la serie Game of Thrones.

“¡Dracarys!”, escribió Callejas en su cuenta oficial de Twitter, junto a una bandera de El Salvador. “La decisión que la Asamblea Legislativa tomó ayer está constitucionalmente fundamentada, sin duda”, afirmó en otro tuit refiriéndose a tres artículos de la Constitución.

El tuit de Suecy Callejas recibió casi cinco mil me gusta. Foto: captura de Twitter
El tuit de Suecy Callejas recibió casi cinco mil me gusta. Foto: captura de Twitter

El Ejecutivo de Bukele y la Asamblea Legislativa reconocen a cinco abogados que fueron votados y juramentados como nuevos magistrados constitucionales, pero la Sala de lo Constitucional señaló en el fallo que estas decisiones atentan contra la forma de gobierno republicano que señala la Carta Magna.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, conversó con Bukele y le expresó su “profunda preocupación” por la decisión de la Asamblea Legislativa de separar de sus cargos a los jueces y al fiscal general, Raúl Melara.

Blinken señaló que “un Poder Judicial independiente es esencial para la gobernabilidad democrática”.

Además defendió que Melara está “luchando contra la corrupción y la impunidad” y “es un socio eficaz” para combatir el crimen “tanto en Estados Unidos como en El Salvador”, según un comunicado.

“Se hizo la aplicación directa de la Constitución como norma fundamental y garantista del ordenamiento jurídico salvadoreño”, defendió la primera vicepresidenta.

Al menos unas 200 personas, la mayoría jóvenes y mujeres, protestaron este domingo en San Salvador contra el Congreso y el presidente Bukele.

Con información de EFE