Dos brasileños y un peruano mueren en una balacera en poblado de Bolivia

Una balacera entre civiles registrada en un poblado del noroeste de Bolivia dejó cuatro personas fallecidas, tres de nacionalidad extranjera, informó el viernes 23 de abril la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Los policías ingresaron a una vivienda y hallaron a tres extranjeros sin vida, identificados como Diego César de Melo Carvao (36 años) y Wexley de Moura (40), de Brasil, y el peruano Kevin Ríos Zambrana (42), según El Deber.

Además hubo dos heridos de bala, los bolivianos Fernando Castro Álvarez (60) y Luis Alberto Antelo Parada (36), quienes fueron trasladados hasta el Hospital Jacobo Abularach.

“Los tres extranjeros perdieron la vida en el lugar de la balacera y luego uno de los bolivianos falleció en el hospital, debido a las lesiones por arma de fuego que presentaba”, comunicó Marcelo Vaca, comandante de la Policía del Beni, en contacto telefónico con el diario local.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, confirmó la balacera acontecida en el municipio de Santa Ana de Yacuma, departamento del Beni.

“Se me ha informado que se ha realizado una balacera en Santa Ana de Yacuma en el Beni, son tres personas las que han fallecido”, declaró Ríos citado por el portal web de la radio privada Fides, antes de que muriera su connacional.

El incidente se produjo la noche del viernes 23 de abril en un barrio de Santa Ana del Yacuma, un pequeño poblado en la Amazonía de Bolivia y de unos 18.400 habitantes, que se dedica principalmente a la ganadería, pero donde se ha registrado comercio ilegal de drogas.

El viceministro Ríos acotó que la Policía “está realizando las diligencias correspondientes y recogiendo todos los elementos de prueba”.

No obstante, los autores del suceso se dieron a la fuga y los pobladores, atemorizados por lo ocurrido, se rehusaban a brindar información a los efectivos policiales.

“Aún estamos trabajando en las investigaciones para esclarecer el hecho, lo que nos dificulta el trabajo es que los pobladores de Santa Ana no nos brindan mayores detalles, pues tienen temor de que les suceda algo”, puntualizó Vaca.

Consultado si el hecho violento fue producto de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes, la autoridad respondió que no tenía por ahora ningún elemento que lo lleve a esa conclusión.

Con información de AFP