La calidad del sueño  es un punto vital para que tu día pueda ser productivo, tus experiencias puedan ser más disfrutadas, y tu actitud sea más positiva ante la vida, pues estudios demuestran que “dormir mal es sinónimo de tener un mal día”; incluso está demostrado que no dormir bien puede causar desde trastornos de humor, hasta cáncer de distintos tipos…

Una persona con un mal sueño prolongado puede ocasionar problemas de salud a corto y a largo plazo, de manera sencilla y de gran gravedad. El producto rápido del mal sueño son los cambios de humor, y dificultad para mantenerte activo, esto se debe a la falta de energía; al largo plazo se encuentra la obesidad, ansiedad, depresión,  diabetes, presión arterial y/o cáncer.

La obesidad y la diabetes quedan como resultado de esto, debido a que la falta de sueño puede aumentar los niveles corporales de azúcar en la sangre,  hacer más lento el metabolismo y tener una elección de alimentos no apropiados para nuestra salud.

Por otra parte el cáncer y el mal dormir se relacionan debido a que al dormir poco se ocasiona la inflamación corporal y esto interfiere en el proceso de inmunidad, ocasionando así mayor probabilidad en el desarrollo del cáncer.

Por último, la presión arterial según un estudio de European Heart Journal, tiene un 48% más de posibilidades de encontrarse en una persona con pocas horas de sueño…

Ante estos resultados sustentados por especialistas, no nos queda de otra que buscar  las maneras de evitar que esto nos suceda, así que te mostramos #8 consejos a considerar:

  1. Organiza tus actividades de modo que te queden al menos 8 horas para dormir ininterrumpidamente.
  2. Tomate 1 hora antes de dormir para hacer actividades relajantes que te desconecten de la rutina que habitualmente llevas, y por la que puedes sufrir en ocasiones de estrés. Ver un programa, escuchar música, leer un libro o quizás ver una película, serían buenas opciones.
  3. Mantener el cuarto oscuro y en silencio.
  4. No realizar ejercicios que demanden esfuerzo físico, al menos 3 horas antes de dormir.
  5. Regula la cantidad que ingieras de alcohol y cafeína.
  6. Evitar comidas pesadas antes de dormir, sin embargo no saltar esta comida.
  7. Procura en el día tener pensamientos positivos, y sonreír mucho.
  8. No veas o pienses cosas que puedan exaltarte antes de dormir,

 

¡Siempre piensa en positivo, siempre buena actitud!