Domingo Pérez pide 18 meses de impedimento de salida del país para Jaime Yoshiyama

El fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, requirió 18 meses de impedimento de salida del país contra Jaime Yoshiyama Tanaka, quien es investigado por los aportes ilegales de la corrupta constructora Odebrecht a la campaña electoral de Keiko Fujimori del 2011.

La solicitud de Pérez fue informada por el fiscal superior Hernán Mendoza Salvador durante una audiencia pública de apelación a la variación de prisión preventiva por arresto domiciliario para Yoshiyama Tanaka. «Ayer, el fiscal provincial a cargo de la investigación nos ha hecho conocer que ha presentado un requerimiento al órgano jurisdiccional acerca de una comparecencia con restricciones con impedimento de salida del país», manifestó Mendoza Salvador.

Recordemos que, en mayo pasado, el juez Víctor Zúñiga Urday ordenó sustituir la cárcel provisional del exsecretario general de Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular) por detención domiciliaria, frente al riesgo de contagio por coronavirus (Covid-19).

De acuerdo a la investigación del fiscal Domingo Pérez, Jaime Yoshiyama estaría comprendido en la cúpula de una presunta organización criminal formada al interior de Fuerza Popular y de haber participado en la recepción de un millón de dólares por parte de Odebrecht para la campaña electoral de Fujimori Higuchi del 2011.

Yoshiyama habría sido ingresado a las arcas del partido «naranja» a través de pequeños falsos aportantes (pitufeo), por lo que se le imputa el presunto delito de lavado de activos en la modalidad de actos de conversión.

En diálogo con El Comercio, el abogado Humberto Abanto, defensa legal de Yoshiyama Tanaka, afirmó que todavía no han sido notificados sobre el pedido de impedimento de salida.

Recordó, además, que el plazo de prisión domiciliaria venció el 9 de setiembre, pero como el juez Zúñiga Urday aún no ha ordenado la libertad inmediata de su patrocinado, este ha decidido seguir en su vivienda hasta que haya un pronunciamiento oficial.

«El Código Procesal Penal manda que, vencido el plazo de la prisión preventiva o la detención domiciliaria, se disponga la libertad inmediata y fije las reglas de conducta que estime necesarias para asegurar la presencia del imputado en el proceso. El juez no ha cumplido con eso, así que mi cliente ha preferido mantenerse confinado en su casa mientras el juez no disponga su libertad. Eso, repito, a pesar de que la detención domiciliaria venció el 9 de setiembre del 2020», refirió Abanto.