Domingo 25 de abril habrá toque de queda en Lima y Callao

Lima y Callao se encuentran desde el lunes 19 de abril bajo la clasificación de “riesgo extremo” frente al coronavirus, medida que regirá hasta el domingo 9 de mayo, de acuerdo con lo informado por el Gobierno.

Esto significa que este domingo 25 de abril habrá inmovilización social obligatoria o toque de queda en ambas ciudades durante todo el día, por lo que la población deberá permanecer en sus viviendas.

Tampoco habrá atención en los mercados, supermercados, centros comerciales, galerías, conglomerados, peluquerías, parques zonales, zoológicos, museos, iglesias, entre otros.

En tanto, la atención en las farmacias, boticas y restaurantes será únicamente vía delivery, como ha ocurrido en otras fechas de estricta inmovilización social obligatoria.

De igual modo, el domingo 25 de abril se mantendrá prohibida la circulación de vehículos particulares, salvo que se cuente con el pase especial -emitido por la autoridad competente- que permite salir del domicilio para cumplir labores esenciales.

No obstante, el transporte público y el servicio de taxi sí funcionarán para quienes desarrollen precisamente labores esenciales o tengan alguna emergencia que atender.

Cabe indicar que los domingos 2 y 9 de mayo (Día de la Madre) tendrán las mismas características descritas líneas arriba, con el añadido de que el Día de la Madre habrá toque de queda en todo el país, según anunció este viernes el Ejecutivo.

Vacunación continuará

De acuerdo con lo informado por el Ministerio de Salud (Minsa), el domingo 25 de abril los adultos mayores de 80 años tendrán todas las facilidades para dirigirse a los puntos de vacunación contra el covid-19 programados en esa fecha.

Mediante un comunicado, el Minsa señaló que ha realizado las respectivas coordinaciones a fin de que se permita la circulación de los adultos mayores y un acompañante en vehículos particulares durante los días de inmovilización social dispuestos por el Gobierno.

El único requisito será mostrar el Documento Nacional de Identidad, que certifique que es mayor de 80 años; mientras que su acompañante también deberá identificarse.

Por otro lado, el personal de salud que participa en el proceso de vacunación deberá sacar su permiso correspondiente y mostrarlo junto a su DNI para su libre desplazamiento por la ciudad.