Dictan prisión para dos mujeres que secuestraron a su amiga anciana en Chorrillos

Dos mujeres que captaron a su amiga, una anciana con el cuento de ofrecerle un trabajo por Navidad, pero luego la secuestraron por 24 horas y le pidieron a sus familiares 60 mil soles por su rescate, fueron recluidas en el penal de Mujeres de Chorrillos para cumplir siete meses de prisión preventiva.

El Juzgado de Investigación Preparatoria de Lima Sur encontró graves y fundados elementos de convicción que vinculan a las procesadas Juliana Gutiérrez Valero y Ana Belén Pachas Cusi, por el delito contra la libertad, violación de la libertad personal en la modalidad de secuestro en agravio de una ciudadana.

El segundo despacho de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de San Juan de Miraflores que dirige la fiscal provincial Elizabeth Esther Parco Mesía, consiguió que se le imponga la medida coercitiva contra los acusados.

En la audiencia de requerimiento de prisión preventiva, el fiscal adjunto provincial Elmer Junior Marca Romero indicó que se atribuye a las imputadas haber secuestrado a la anciana María Jesús Vergaray Jiménez, el pasado 21 de diciembre, alrededor de las 10:00 horas, en circunstancias que la agraviada se encontraba en su domicilio sito en Jr. Viviano Paredes.

Las imputadas aprovechando que eran conocidas de la agraviada, llegaron a su vivienda llevando sánguches de atún con sedante para dormir y una gaseosa y como eran de confianza ingresaron al inmueble procediendo a invitar a la anciana.

De pronto la agraviada comenzó a comer el pan sintió un sabor amargo y decidió tomar un poco de gaseosa continuando la conversación con las imputadas.

A partir de ese momento María Jesús Vergaray Jiménez no recuerda nada de lo sucedido hasta que despertó dentro de un vehículo conducido por Juliana Gutiérrez, mientras que la imputada Ana Pachas le tapaba la cara con la mascarilla que tenía puesta, forcejeando, percatándose que estaban en una carretera sin asfaltar.
La imputada que conducía el vehículo cogió una piedra y se la entrega a la otra imputada quien golpeó a la agraviada en la cabeza no sin antes amenazarla. Cuando detienen el vehículo, la agraviada se arrojó y solicitó ayuda a las personas que se encontraban por el lugar.

Durante las investigaciones preliminares realizadas con el apoyo del personal de la División de Secuestros y Extorsiones de la PNP y la DIGIMIN se tuvo conocimiento que, al momento en que la agraviada consumió el pan con atún y la gaseosa salió de su domicilio junto con las imputadas y abordan el vehículo de propiedad de las imputadas es observado por el hijo de la agraviada. El popular