Día Mundial de la Tierra: “Los residuos hospitalarios han aumentado de 10 a 20 veces más”

Los problemas que tiene la Tierra son muchos, el deshielo, contaminación ambiental, condiciones meteorológicas extremas y las emisiones de gases tóxicos son algunos de los problemas que el hombre está afrontando por no ser capaz de vivir en armonía con el planeta.

Hoy en el marco del Día Mundial de la Tierra, que se celebra desde el 22 de abril de 1970, el Popular conversó con la Mgtr. Ing. Maritza Gauthier Velarde, docente de la Universidad de Piura, quien nos explica sobre los impactos positivos y negativos y qué pasará con medio ambiente en las grandes ciudades como Lima donde ya no hay una cuarentena total.

“Los impactos han sido positivos y negativos. Primero está la disminución de la emisión de contaminantes en la atmósfera esto porque se redujo el movimiento de las grandes ciudades. Y como negativo está el aumento de la generación de residuos domésticos y hospitalarios”, dice Velarde.

La demanda de los insumos asociados al diagnóstico y control del COVID-19 coinciden con la curva global de la pandemia. Esto significa un aumento en productos de plástico tales como guantes, mascarillas, respiradores y jeringas desde los centros de salud.

elpopular.pe

Según ABRELPE (Asociación Brasileña de Empresas de Limpieza Pública y Residuos Especiales) se estima que, debido a las medidas de cuarentena y distanciamiento social adoptadas, podrá haber un aumento relevante en la cantidad generada de residuos sólidos domiciliarios (15 a 25%) y un crecimiento bastante considerable en la generación de residuos hospitalarios en unidades de atención a la salud (10 a 20 veces).

Para el Ministerio del Ambiente (MINAM) debido a la medida de aislamiento se ha dejado de emitir a la atmósfera más de 1.6 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), el cual es un gas de efecto invernadero (GEI) causante del calentamiento global.

De acuerdo a datos brindados por la consultora especializada Alwa, dedicada al servicio del Desarrollo Sostenible Ambiental, de esta cifra, más de 626 mil toneladas de CO2e evitadas provienen del transporte urbano en Lima Metropolitana y el Callao, cifra equivalente al peso de más de 23 mil buses metropolitanos.

La calidad del aire

Para Valverde Lima antes de la cuarentena no cumplía con los estándares de calidad de aire recomendados por la Organización Mundial de Salud (OMS). Sin embargo, después de iniciada el confinamiento se vio una baja en los contaminantes del aire.

elpopular.pe

“Desde iniciada la cuarentena, la estación de calidad de aire del distrito de San Juan de Lurigancho, registró su valor de contaminación más bajo el viernes 20 de marzo del 2020″, sostiene la especialista.

¿Cómo le fue al mundo y a las personas?

“Pues ha sido la mejor época. Se pudo observar un aire más limpio, mares menos contaminados y con diferentes especies marinas gozando de la ausencia de los seres humanos. Lo mismo ocurrió con las playas, con la arena cubierta de diferentes clases de aves, que retozaban del sol y el viento más puro”, refiere la docente de la UP.

“En los ciudadanos podría decirse que algunos se unieron más. Valoraron el significado de vivir en familia. Pero en muchos, el estar “encerrados” los ha llevado a depresiones, estrés, intolerancia, falta de caridad, insolencia, desunión, etc.”, explica.

Transporte sostenible y ecoamigable

El calentamiento global se origina por la combustión de carbón, combustibles fósiles y petróleo. El gas de efecto invernadero más nocivo y que se produce en grandes cantidades es el dióxido de carbono. Por ello, la importancia de de optar por un transporte que no utilice estos productos pues de ser así “seguiremos acabando nuestro planeta”.

“Este cambio será más fácil de llevar acabo en países del primer mundo. Pero en el caso de países pobres esto será menos viable. Aunque se puede empezar con algo pequeño. En el caso de Lima, sé que ya se fomenta el uso de bicicletas, se han construido ciclovías y esto da seguridad para que la gente piense en la bicicleta como una opción para disminuir la producción de dióxido de carbono, principalmente, y así contribuir en el cuidado de nuestra “casa común”, el planeta tierra”, menciona la también ingeniera.

elpopular.pe

“Empezando desde los hogares, luego los colegios, universidades, empresas, iglesia. El problema creo que radica en que nuestro país no tiene conciencia del daño que estamos haciendo con nuestro planeta. No tenemos claro que el hombre para existir depende de la naturaleza, la naturaleza no necesita de nosotros para seguir existiendo”, cuenta la experta.

“Nosotros somos una amenaza para la naturaleza. Para los animales, plantas, suelo, aire, agua. Nosotros en nuestro afán de ser superiores, desarrollados, dominantes, egoístas, hemos invadido el espacio de muchos seres vivos, dañándolos. Pensamos que nuestro planeta nunca dejará de existir y lo que estamos haciendo es destruyéndolo, acabando con él”, explica.

¿Qué pasará ahora que ya no tenemos cuarentena?

“Tendremos que adaptarnos a una nueva normalidad. Las cuarentenas en nuestro país no son una solución. Lamentablemente nuestros gobernantes no encuentran una solución para nuestro país. Somos únicos, diferentes. No podemos copiar modelos de países desarrollados”, lamenta Valverde.

Para la docente, los seres humanos podemos ser vencidos por seres microscópicos. En ese sentido, es importante reconciliarnos con la naturaleza, pero primero se debe reconciliar con los más pobres, los más indefensos. Perú debe tener más políticas ambientales, organismo que controlen que estas se cumplan en nuestro territorio.

Por último, “nuestra casa común, como dice el Papa Francisco a nuestro planeta, debemos cuidarla, protegerla. La humanidad, las autoridades y las empresas deben tomar real conciencia del impacto negativo que tienen las actividades productivas descontroladas sobre la naturaleza y así adopten las medidas que reviertan esta dramática situación que pone en riesgo la vida”, zanja.

elpopular.pe

Fuente: elpopular.pe