Detienen a dos fiscales vinculadas con el tráfico ilegal de madera en Madre de Dios

Intervenidas habrían favorecido a la organización criminal ‘Los hostiles de la Amazonía’, dedicada al tráfico y lavado de madera. Presuntos sobornos a favor de magistradas se dieron durante el 2018 y 2019.

Dos fiscales fueron detenidas el pasado miércoles tras ser vinculadas con la organización criminal ‘Los hostiles de la Amazonía‘, dedicada al tráfico y lavado de madera. Ellas son Zoila Rodulfo Castillo, de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental, y Nelly Colque Valdivia, de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tambopata. La detención estuvo a cargo de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) de Madre de Dios.

De acuerdo a investigación fiscal, las funcionarias recibieron sobornos durante el 2018 y 2019 por parte de dicha organización criminal. Como se recuerda, agentes de la Policía lograron la captura de 19 personas acusadas de integrar ‘Los hostiles de la Amazonía’.

Ojo Público accedió a la investigación fiscal y se conoció que esta organización habría contado con la colaboración de personal de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) y algunos integrantes de la Fiscalía Especializada en Medio Ambiente (FEMA) del Ministerio Público de Madre de Dios.

Así también, se cuenta con transcripciones de llamadas telefónicas, donde algunas de las comunicaciones pertenecen a las cuestionadas fiscales. Nelly Colque Valdivia se desempeñó como fiscal ambiental entre febrero de 2015 y septiembre de 2019.

Al respecto, el fiscal Octavio Ramos Pacompía, de la Fiscalía Superior Penal de Madre de Dios, indicó al medio de investigación que el caso se lleva de forma reservada. “Se está haciendo la corroboración, el seguimiento de todos los hechos”, refirió.

Durante la intervención se allanó dos inmuebles y un despacho fiscal. Asimismo, se incautaron equipos de telefonía celular, aparatos de cómputo, documentación contable y otros objetos de interés para la investigación.

Entre los delitos que se le imputan a ambas funcionarias están los que atentan contra la tranquilidad pública, en su modalidad de organización criminal, delitos ambientales de tráfico ilegal de productos forestales maderables, y delitos contra la administración pública, en la modalidad de cohecho pasivo específico.