El vidrio de tus lentes o “gafas” son situación complicada, basta que te descuides 1 minuto sin ellos y automáticamente tendrán al menos 2 rayones, y esto se debe a que por su material es normal que cualquier objeto puedo rayarlos.

Aunque existan distintos productos con los que te sugieren limpiarlos, en ocasiones no tienes la oportunidad (quizás monetaria) para tenerlos, lo que te obliga muchas veces a tener que resignarte a usarlos así o romper tu alcancía para comprar unos nuevos…

Sin embargo, acá te presentamos la solución fácil/económica que te permitirá recuperar la  buena visión y no frustrarte por la resignación:

#1. BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato es la solución a ¡muchos males!, si conocieran todos las beneficios de este quedarías sorprendidos, y posiblemente su salud mejoraría y sería una herramienta para diversos accidentes… y esta vez no es la excepción, actúa en el lente como removedor de la suciedad del lente.

¿CÓMO UTILIZARLO?

*Coloca un poco de bicarbonato en un recipiente y  añade poca agua (solo para humedecer).

*Seguidamente, frota la pasta sobre las gafas con suaves movimientos circulares.

*Finalmente, enjuaga con agua fría y pule con un paño.

#2. CIGARRO

Sí, has leído bien, pues aunque suene extraño es sumamente efectivo y sencillo ante esto, solo tienes que colocar un poco de ceniza sobre el lente y empezar a pulir con un paño, así en poco tiempo habrá removido suciedades y se  verá un efecto de pulido.

#3.  PASTA DE DIENTES

Cuando hablamos de querer remover impurezas, recobrar brillo y blanqueamiento… no duden en optar por la pasta de dietes, es algo que siempre tenemos en casa, así que si nos informamos de todos sus usos le tendremos funciones mucho más allá de solo ayudarnos en la limpieza de nuestros dientes.

¿CÓMO UTILIZARLA?

*Inicia por escoger una pasta dental que no sea muy abrasiva, es decir, evita las de máximo blanqueamiento.

*Seguidamente  coloca un poco de pasta de dientes por ambas caras de los lentes y extiéndela bien.

*Cuando esté bien distribuida, púlela con un paño durante 2 o 3 minutos.

*Finalmente, enjuaga con agua fría.

#4. PULIDOR DE MADERA

La cera que utilizamos normalmente para pulir la madera, es otra herramienta milagrosa ante este problema… y la verdad tiene lógica, pues actúa muy parecido con su función principal en la madera, añade brillo y elimina impurezas.

¿CÓMO UTILIZARLO?

*Añade un poco sobre el lente por ambos lados.

*Seguidamente esparce y frota.

*Finalmente añade un poco de vaselina y pule con un paño.

 

¡FINALMENTE ESTAS LISTO PARA PRESUMIR TUS LENTES Y NO PASAR NADA DE VISTA!