Desciende cifra de muertes pero aún continúa el peligro

Las cifras son alentadoras; sin embargo, aún no se ha ganado la batalla contra el virus. Así lo advirtió ayer el presidente Martín Vizcarra al informar que a partir de la primera semana de agosto, de manera sostenida, comenzó a disminuir la cantidad de personas fallecidas por covid-19. 

Detalló que en la última semana de agosto murieron 4,162 personas, que son 2,600 menos que la primera semana del mismo mes, que fueron 6,767.

El Jefe del Estado señaló que la estrategia sanitaria del Gobierno y la colaboración de la ciudadanía para respetar las medidas de bioseguridad han permitido este descenso sostenido en la curva de fallecidos por covid-19 en el Perú en las últimas semanas.

No obstante, aclaró que estos resultados no deben generar algún tipo de triunfalismo o confianza en la población, por lo que exhortó a todos los peruanos a seguir con las medidas de protección, que permitirán mejorar estas cifras, mientras se espera la llegada de una futura vacuna contra el coronavirus.

“Tenemos que seguir trabajando, el virus no se ha ido, tenemos que seguir siendo igual de responsables para que continúe esta tendencia de disminución. Nadie va a mostrarse triunfalista, ni nosotros ni ustedes”, subrayó.

Vizcarra sostuvo que los signos de franca recuperación en la lucha contra la pandemia se deben en gran medida al fortalecimiento que ha tenido el sistema de salud del país, gracias a las decisiones adoptadas por el Gobierno.

Recalcó que esta política de fortalecimiento del sector Salud no es solo por la emergencia sanitaria, sino que también se mantendrá en el futuro, con el presupuesto asignado para el próximo año.

Gran esfuerzo

Al respecto, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, coincidió en que la disminución de cifras de fallecidos por covid-19 en el Perú no solo refleja el esfuerzo de los ciudadanos, sino también el de todos los sistemas vinculados con la salud.

Informó que las regiones Ica, Ayacucho, Huancavelica y Tacna han hecho grandes esfuerzos por ir hacia el nivel de atención primaria y empezar a contener el avance del virus.

“El plan Tayta ha salido también a hacer contención a escala nacional con un número muy importante de personas que han sido atendidas para encontrar a los más vulnerables”, anotó.

Mazzetti dijo que el Minsa se sumó al plan Tayta para empezar a atender a las personas vulnerables y a toda la población para que estas medidas contribuyan a contener la pandemia.

“Las cuarentenas, inicialmente bastante amplias y luego focalizadas, nos han ayudado; también algunas medidas de restricción, como, por ejemplo, no salir a partir de cierta hora de la noche, según las regiones, o para acortar las salidas los domingos. Todas esas medidas contribuyen a que baje la curva más difícil: la curva de fallecidas”, manifestó.

Medio millón se recuperaron

El presidente Vizcarra destacó que más de medio millón de peruanos vencieron al coronavirus y se encuentran totalmente recuperados de la enfermedad. Precisó que esta cifra representa que más del 75% de personas infectadas en el país superó al virus. “Actualmente, de cada cuatro personas que han tenido el virus en su organismo, tres han sido recuperadas”, expresó. Vizcarra dijo que la demanda de camas de hospitalización para pacientes covid-19 también experimentó un fuerte descenso en agosto y setiembre. “Al 16 de agosto, 14,060 personas contagiadas por el covid-19 requirieron de una cama de hospitalización en el Perú; mientras que al 9 de setiembre nos reportan 10,560. Es decir, del 16 de agosto al 9 de setiembre se ha disminuido el requerimiento de 3,500 camas”, anotó.

Agregó que a mediados de agosto el Perú tenía una disponibilidad de 5,200 camas libres; en tanto que hoy esa oferta de camas se ha incrementado a 8,517.

Fuente: El peruano