Desarrollarán prueba para detección de anticuerpos neutralizantes en pacientes

Un equipo de científicos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) busca desarrollar una prueba de neutralización con un virus sustituto del SARS-CoV-2 para la detección de anticuerpos neutralizantes en pacientes con la COVID-19. Con ello se podrá conocer el estado de protección después de la infección.

Este proyecto de investigación, financiado por el Vicerrectorado de Investigación y Posgrado de la UNMSM, se ejecutó con el objetivo de estandarizar el ensayo de neutralización con virus sustituto del SARS-CoV-2 mediante la adquisición de los reactivos para su desarrollo, y luego probarlo con los sueros de pacientes diagnosticados con la COVID-19, mediante la prueba molecular o inmunocromatográfica para la detección del virus.

Posteriormente, se compararán los resultados con el ensayo comercial GenScript cPass SARS-CoV-2 Neutralization Anticuerpo Detection Kit, que utiliza el mismo principio.

En colaboración con la Unidad de Biología Molecular del Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen de EsSalud (Lima), los científicos cuentan con las muestras de pacientes infectados con el virus, así como de personas sanas que serán evaluadas con la prueba estandarizada.

“La detección de anticuerpos neutralizantes es importante debido a que nos indica el estado de protección de un individuo luego de una infección o inmunización”, explicó Mg. Erasmo Colona Vallejos, biólogo y docente de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UNMSM, en diálogo con la agencia Andina.

Ventajas en etapa de vacunación

En marco de la pandemia COVID-19, con este avance se podrá “determinar la inmunidad humoral protectora contra el SARS-CoV-2, debido a que se observa una variabilidad en su permanencia en los estudios que se reportan en los artículos científicos (de tres a cinco meses después de la infección)”.

También, durante la campaña de vacunación, este estudio podría ayudar a evaluar la efectividad de las vacunas contra la covid-19 aplicadas en la población.

En su opinión, una de las dificultades para el estudio es que nuestro país tiene un déficit de laboratorios de bioseguridad 3. “En la actualidad existen varias pruebas de neutralización convencionales que presentan varias limitaciones como el uso de virus vivos, cultivos de células, laboratorios de nivel de bioseguridad 3 y sobre todo el tiempo para los resultados (aproximadamente 10 días)”, indicó Colona.

Con la validación, se podrán detectar anticuerpos neutralizantes en corto plazo. “Como el formato del ensayo es tipo ELISA (microplacas de 96 pocillos) se puede evaluar en un tiempo de una o dos horas, aproximadamente 92 muestras con cuatro pocillos de controles”, añadió sobre las ventajas de esta investigación.

Fuente: wapa.pe