El primer ministro griego, Alexis Tsipras, decretó tres días de luto por las víctimas de los incendios que han arrasado la costa nororiental de Atenas y prometió que “nadie se quedará sin ayuda”.

En un mensaje televisado, Tsipras señaló que lo que cuenta en estos momentos son las vidas humanas y movilizar todas las fuerzas para salvar lo salvable.

“Nadie se quedará sin ayuda, nada se quedará sin respuestas”, prometió Tsipras, quien evitó entrar a especular sobre los motivos de los incendios.

La fiscalía ha iniciado ya las primeras investigaciones para determinar las causas de unos incendios que, según sospechan miembros del Gobierno, podrían ser intencionados o al menos provocados por conductas negligentes.

“Ahora es el momento de la unidad y de la solidaridad, no puede haber diferencias y planteamientos de culpa… Es el momento de la movilización y de luchar por salvar lo salvable”, señaló Tsipras, quien agradeció los múltiples mensajes de solidaridad recibidos desde toda Europa.

Entre los líderes europeos que le contactaron y ofrecieron ayuda inmediata se encuentra el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Diversos municipios de la zona afectada, una franja urbanizada de once kilómetros a 30 kilómetros al noreste de Atenas, han dispuesto ya locales para acoger a personas que se han quedado sin techo.