Cusco ahora se prepara para hacer frente a tercera ola

La presencia de la variante delta en Cusco, hizo que las autoridades tomen medidas de precaución para controlar una posible tercera ola de la Covid-19.

El encargado de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) – Cusco, Javier Ramírez, explicó que la primera medida que se adoptó fue tener todo el detalle de los tres casos de la nueva variante. Informó que los contagiados son dos mujeres y un varón. Todos no estaban vacunados.

Dos tienen cuadros leves de la enfermedad y el tercero es asintomático. “Se realiza la búsqueda de contactos y familiares para la extracción de muestras” citó el funcionario.

No descartó que el virus de la variante delta esté circulando en la región desde hace ocho semanas.

Otras medidas

Una de las primeras medidas que se adoptó ante la amenaza de una tercera ola del coronavirus, fue acelerar el proceso de vacunación a mayores de 30 años de manera permanente. Las jornadas de inmunización iniciaron ayer en siete puntos fijos de la ciudad imperial. Se proyecta vacunar en el plazo de 10 días al 80% de la población mayor de 30 a 39 años y reducir las brechas en mayores 40 años a más.

Para lograr ello se confirmó que en los próximos días arribará una dotación de 100 000 dosis de vacunas (Pfizer y Sinopharm), las que también serán destinadas a las otras 12 provincias de la región.

Otras medidas que se tomarán, es la extracción de más muestras para la detección de variantes y reforzar el primer nivel de atención para un control oportuno de la enfermedad. También se asegura la provisión de oxígeno, entre otros.

Asimismo, se informó que en 30 días el Hospital Regional contará con el servicio de tomografía, tras una conciliación con la empresa proveedora.