¡Cuidado con el hormigueo en las manos! Podría ser una señal de artritis reumatoide

La sensación de rigidez al abrir y cerrar los puños, el adormecimiento y dolores en las manos cuando no se han realizado actividades cotidianas y más bien cuando ocurren al despertar a un nuevo día, son síntomas frecuentes de la artritis reumatoide, una enfermedad inflamatoria crónica que afecta, especialmente, las manos y pies, y en casos más graves provoca deformidad de las articulaciones.

A menudo los pacientes con este diagnóstico luego de sus horas de reposo en las noches, despiertan con las articulaciones rígidas e inflamadas. Es ese el momento, en que deben acudir a consulta médica, porque una vez que la enfermedad se detecta de manera temprana se pueden administrar algunos fármacos para mejorar el pronóstico de la enfermedad.

Cristina Reátegui, del Servicio de Reumatología del Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen del Seguro Social, informó, que, existen tratamientos efectivos, fármacos llamados modificadores, que pueden hacer que el curso de la enfermedad cambie y no llegue la persona a presentar deformidades o discapacidad que es lo más importante evitar en estos casos. 

“No existe una causa específica sobre este padecimiento, sin embargo, es fundamental trabajar en la detección temprana para prevenir que progrese, acudiendo al médico, para que indague si hay una causa específica detrás de los dolores articulares”, añadió, la especialista.

Se han atendieron 5,000 teleconsultas

Aunque esta enfermedad autoinmune afecta generalmente las articulaciones, en manos y pies, tiene potencial de afectar a otros órganos del cuerpo entre ellos, los ojos, los pulmones, la piel y los vasos sanguíneos. Por período de pandemia este servicio del Hospital Almenara, nunca dejó de atender   a sus pacientes. A la fecha se han registrado 5,000 teleconsultas. 

En las consultas médicas vía zoom, los médicos reumatólogos, atienden a pacientes que presentan dolor articular y diagnóstico de enfermedades autoinmunes. Estas personas realizan terapias y ejercicios juntos a sus médicos, sobre cómo mover las manos de tal forma, que les ayude a aliviar el dolor y proteja sus articulaciones.

“Hemos realizado un gran esfuerzo por abrir nuevos canales de comunicación y continuar las consultas de manera virtual, y con llamadas telefónicas, para absolver todas las dudas y brindar la mejor atención posible en este periodo de emergencia sanitaria”, mencionó, Reátegui.

La artritis reumatoide, es una enfermedad que se presenta en el 1% en la población general, sin embargo, es más común en mujeres, es de 2 a 3 veces más común en mujeres que en varones.  Afecta a las personas del sexo femenino adultas entre 40 y 60 años, pero también existen casos  de artritis en niños y ancianos, pero es más común en adultos mujeres.

El paciente que tiene artritis no tiene ni mayor ni menor riesgo de padecer una enfermedad severa [como el Covid-19] que la población general, hasta el momento no se ha demostrado, lo contrario. 

Por lo tanto, el paciente con artritis reumatoide debe tener los mismos cuidados que cualquier ciudadano para evitar enfermedades como el coronavirus y la difteria. “No debe tener miedo [hacer más susceptible]. Asimismo, no debe abandonar su tratamiento sin que un médico lo indique”, precisó, la especialista.

Fuente: Andina