Crisis de COVD-19 en India se perfila como una amenaza para el mundo

India, un país de 1.300 millones de habitantes, se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia de COVID-19. Actualmente, el conteo oficial es de más de 200 mil fallecidos y unos 18 millones de infectados, pero las cifras suben exponencialmente: se ha pasado de unos 12 mil contagios diarios en febrero a más de 350 mil esta semana. Es una situación que preocupa no solo a los indios, sino también al resto del mundo.

“La numerosa población y su densidad es una incubadora perfecta para que este virus experimente mutaciones”, afirma Ravi Gupta, profesor de microbiología clínica en la Universidad de Cambridge, a la BBC.

India ofrece condiciones “ideales” para que surjan nuevas cepas del coronavirus, incluso que desafíen a las actuales vacunas, lo cual podría alargar y aumentar considerablemente la gravedad de la pandemia en el planeta. Después de todo, es un mundo globalizado e India es un eslabón importante en el comercio global.MIRA: 

Variantes

El profesor Gautam Menon, experto en el modelos de medición de enfermedades infecciosas, cree que ese peligro es latente con India y señala que “es realmente imposible poner un límite a la propagación de variantes”.

“La variante B.1.617 [que se identificó por primera vez en India] se encontró ya en varios países y llegó muy probablemente como un virus importado”, dijo a la BBC. Menon advierte que las mutaciones y evoluciones continuarán y serán un obstáculo para la inmunidad que podría dar una infección anterior o la vacunación.

“Sabemos que el coronavirus puede mutar para lograr una mayor transmisibilidad a partir de nuestra observación de las múltiples variantes en todo el mundo. Hasta ahora creemos que las vacunas deben seguir siendo eficaces contra estas nuevas variantes, pero esto puede cambiar en el futuro”, sostuvo Menon.

Por lo pronto, el consejo científico que asesora al Gobierno francés señaló que, en el caso de la variante india, la combinación de dos mutaciones podría volverla más contagiosa, aunque esto todavía debe “probarse a nivel epidemiológico”.

La comunidad internacional ya se ha movilizado para apoyar a la India con insumos médicos. Pero la solución es la vacunación. Hasta que una población tan grande no se vacune con éxito, India representa un riesgo para todo el mundo. Afortunadamente, el país es uno de los mayores productores de vacunas y medicamentos del planeta.