COVID-19: vacuna de Johnson & Johnson circulará, pero con etiqueta de advertencia

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) permitió el martes la reanudación de la campaña de inmunización contra la COVID-19 con la vacuna de Johnson & Johnson. Sin embargo, el ente regulador recomendó que el producto venga con una etiqueta de advertencia sobre el posible desarrollo de trombos (coágulos) como efecto secundario.

El laboratorio se ha plegado al pedido y, de acuerdo con la agencia de noticias Reuters, una nueva etiqueta del envase incluirá una advertencia sobre el riesgo del raro efecto secundario e instrucciones sobre cómo reconocerlo y tratarlo. De esta manera será distribuida la vacuna en la Unión Europea.

Es un evento extremadamente raro. Esperamos que, al concientizar a la gente y poner en marcha una orientación diagnóstica y terapéutica clara, podamos restablecer la confianza en nuestra vacuna”, dijo el director científico del laboratorio, Paul Stoffels, durante una conferencia.

Bajo la lupa

Cabe recordar que la administración y distribución de la vacuna quedó en pausa luego de que, hace una semana, se anunciaran seis casos de trombosis en pacientes que fueron inoculados en Estados Unidos. Uno de ellos, una mujer, falleció.

Sin embargo, la EMA anunció el martes que la vacuna se puede utilizar, ya que los beneficios siguen siendo mayores que los riesgos. “La EMA reconoce un posible vínculo con los casos muy raros de trombos inhabituales asociados a plaquetas sanguíneas bajas. […] Ello confirma que la relación beneficios/riesgos global sigue siendo positiva”, declaró la entidad, citada por la agencia de noticias AFP.

En Estados Unidos, donde su uso sigue en pausa, se espera que también se otorgue una nueva autorización, quizás acompañada de “restricciones”según el consejero médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci. Un comité de expertos se reunirá el viernes y podría hacer una recomendación.

La vacuna de Johnson & Johnson presenta ventajas significativas, pues requiere una sola dosis y no necesita almacenarse en lugares extremadamente fríos como las de Pfizer o Moderna. Su efectividad es de alrededor del 72%.