COVID-19 se transmite por el aire: Elmer Huerta explica las 10 razones científicas que justifican este modo de infección

El doctor Elmer Huerta, oncólogo y especialista en Salud Pública, señaló que en los últimos meses se ha comprobado que la principal ruta de contagio del SARS-CoV-2 (Covid-19) es la vía respiratoria, “a través de los microscópicos aerosoles que se forman al hablar, cantar o gritar”.

En su columna para el diario El Comercio, recordó que el contagio por contacto con superficies contaminadas “es mucho menor de lo que se pensaba”. Esto en comparación con la gripe, donde se aconseja la desinfección completa de superficies, e incluso la ropa de uso diario.

De acuerdo a las últimas recomendaciones de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU., la forma más importante de contagio del Covid-19 “son los aerosoles transmitidos por vía respiratoria”.

El doctor Huerta citó un reciente comentario publicado en la revista científica “The Lancet” el pasado 15 de abril, donde enumera diez razones que sostienen que la principal manera de contagio del Covid-19 se da por el aire.

Vale mencionar que ningún organismo sanitario niega que existen contagios por vía aérea, es decir, al respirar partículas con virus que quedan en suspensión después de expulsarlas un contagiado al hablar, gritar o toser.

1- Eventos de superpropagación: donde muchas personas se infectan en un mismo escenario. El análisis de contagios masivos en restaurantes, residencias de ancianos e instalaciones penitenciarias sugiere que la vía aérea tiene un papel determinante en estos casos, “que no puede explicarse adecuadamente por gotitas o superficies contaminadas.

2- Contagio de largo alcance. Nueva Zelanda ha documentado un contagio entre dos personas que no llegaron a cruzarse siquiera, provocado por la mala ventilación en un hotel con personas en cuarentena.

3- Transmisión asintomática. El papel determinante que tienen los contagiadores sin síntomas apoya “un modo de transmisión predominantemente aéreo”. 30% a 59% de los contagios se produzca por la combinación de esos factores. Las personas enfermas solo necesitan hablar para contagiar.

4- Contagio en espacios cerrado. Desde el comienzo de la pandemia se sabe que los lugares cerrados son unas veinte veces más proclives a producir contagios que los exteriores, lo que sugiere la existencia de una ruta de transmisión aérea, que se disuelve con aire en circulación.

5- Infecciones en hospitales. Los contagios en centros médicos, donde se aplican estrictas precauciones frente al contacto directo y las gotitas grandes, pero no tanto frente al contagio por partículas microscópicas en suspensión que pueden inhalarse (aerosoles).

6- En experimentos se ha conseguido determinar que el SARS-CoV-2 permaneció infeccioso en el aire hasta tres horas y a cinco metros de un paciente, pero hay otros estudios que no han logrado capturar muestras aéreas que puedan cultivarse, es decir, que muestren capacidad de contagiar. Eso indica que los aerosoles pueden permanecer suspendidos en el aire por tiempo variable.

7- Los científicos han encontrado trazas del coronavirus en sistemas de aire acondicionado y conductos de edificios, “lugares a los que solo se podía llegar mediante aerosoles”.

8- Animales enjaulados. Los contagios producidos en animales de laboratorio, con ambientes solo comunicados a través de tubos, son explicados por la transmisión de aerosoles, no por gotas gruesas.

9- No existe estudio que haya refutado la hipótesis de que el contagio sea por aerosoles. Los firmantes del artículo admiten aquí otro talón de Aquiles: que muchas personas no se contagian tras compartir aire con personas infectadas como sí sucede con otras enfermedades más contagiosas por el aire, como el sarampión. El contagio es dependiente de variables como la carga viral del contagiador, la ventilación y el número de personas en la habitación.

10- Hay evidencia más limitada sobre las otras dos vías posibles de contagio: las gotitas respiratorias y el contacto con superficies. Las gotículas explicarían mejor con contagios por proximidad, pero estos también podrían explicarse por aerosoles, ya que se concentran en mayor cantidad cerca de la persona que los expulsa.

Fuente: ojo.pe