COVID-19: ¿Qué alimentos priorizar en la dieta diaria una vez superada la infección por SARS CoV-2?

En el mundo, más de 168 millones de personas han sido diagnosticadas con COVID-19, por lo que las informaciones alrededor de la pandemia y su impacto en nuestra salud. Entre las interrogantes más consultadas se encuentra cómo debe ser nuestra alimentación tras superar la infección de SARS CoV-2. 

Karen Quiroz, directora de la Carrera de Nutrición y Técnicas Alimentarias de la Universidad Le Cordon Bleu, resalta que es importante tomar en cuenta “el grado de complejidad de la enfermedad si fue un paciente de COVID-19 leve, moderado o severo que tuvo estadía en un centro hospitalario o en casos más graves en una unidad de cuidados intensivos con entubación mecánica, porque de ello dependerá el grado de afectación y recuperación del paciente”.

“Finalmente, evaluar el estado nutricional del paciente y enfermedades preexistentes (obesidad, hipertensión, diabetes); en base a lo anteriormente mencionado dependerá la alimentación de los pacientes que fueron afectados por COVID-19”, menciona.

La especialista sugiere que en personas que superaron la COVID -19 y sin enfermedades pre existentes, “la cantidad de demanda de energía es alta, de 20 a 25 kcal por Kg de peso”.

“También es importante proporcionar un aporte adecuado de proteínas para 0.8 gr proteínas de alto valor biológico por Kg de peso, pudiendo incrementarla a 1 gr por Kg peso ya que es posible que se presentara catabolismo muscular y con ello la disminución de peso corporal, los lípidos 0.2 a 0.8 gr por kg peso, priorizar alimentos con DHA y principalmente EPA que actúan el proceso inflamatorio, el uso de fibra debe ser condicionante a la situación digestiva ya que la COVID-19 afecta la microbiota intestinal muy relacionado a la respuesta inflamatoria, por ello es importante una buena salud intestinal en el proceso de recuperación”, sostiene.

Quiroz añade que se deben evitar aceites trans como margarinas, omega 6 (aceites vegetales usados para cocinar), azúcar refinada, alimentos ultra procesados, ya que están asociados a disminuir la inmunidad y son proinflamatorias.

FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Quiroz resalta que es importante consumir proteínas de alto valor biológico (AVB), “las proteínas forman parte del sistema de defensa e inmunidad de la persona, es uno de los principales constituyentes plasmáticas( albúmina), con respecto a los micronutrientes priorizar la vitamina C ya que estimula el sistema inmunológico de 1 a 2 gr por día (a través de la suplementación) previa prescripción por un profesional de la salud”.

“La vitamina D podemos obtenerla por exposición al sol de manera gratuita aun cuando no veamos los rayos del sol podemos obtenerla, esta vitamina funciona sobre la inmunidad disminuyendo los procesos infecciosos respiratorios entre 400 a 480 mg -I de vitamina D, lo podemos obtener de los pescados grasos, la yema de huevo, etc. El Zinc es un mineral presente en muchos alimentos actuando sobre la respuesta inflamatoria e inmunológica por ello es útil en la recuperación y prevención de esta enfermedad la recomendación es de 30 mg / día, las fuentes de zinc son ostras, moluscos, carnes rojas, lácteos, etc.)”, añade.

Además, la especiaslista sostiene que existen alimentos que refuerzan el sistema inmunológico con un gran aporte antioxidante entre ellos la col principalmente fermentada, las hierbas aromáticas para un proceso de recuperación de los tejidos o células dañadas por la enfermedad tales como (los ajos, canela, jengibre, mostaza, etc.) y el omega 3 que actúan también el proceso inflamatorio (pescados azules).

“El uso de fibra debe ser condicionante a la situación digestiva ya que la Covid-19 afecta el microbiota intestinal muy relacionado a la respuesta inflamatoria, por ello es importante una buena salud intestinal en el proceso de recuperación”, menciona.

RESPIRADOR MECÁNICO 

En el caso de pacientes que requirieron de un respirador mecánico, Quiroz recomienda verificar si el paciente puede comer a través de la dieta, otro aspecto a considerar es complementar la alimentación con la suplementación, formulas enterales o infusiones de solución parenteral, es importante tomar en cuenta el grado de complejidad de la enfermedad si fue un paciente fue COVID leve, moderado o severo que tuvo estadía en un centro hospitalario o en casos más graves en una unidad de cuidados intensivos con entubación mecánica, porque de ello dependerá el grado de afectación y recuperación del paciente.

“Finalmente, evaluar el estado nutricional del paciente; en base a lo anteriormente mencionado dependerá la alimentación de los pacientes afectados por COVID-19. Si el paciente presenta problemas en la deglución se tendrá que modificar a una dieta de fácil deglución (papillas, purés, licuados, etc.) dependiendo la afectación; incluyendo la suplementación o con apoyo de soporte nutricional con fórmulas enterales, finalmente con estas acciones garantizar que la persona reciba todos los nutrientes necesarios para un adecuado proceso de recuperación de la enfermedad”, agrega.

PÉRDIDA DEL SENTIDO DEL GUSTO

En el caso de pacientes que aún no recuperan el sentido del gusto y tiene desgano para comer, la especialista menciona que se debe resaltar que tenemos casos en los que pueden pasar varias semanas o meses hasta la recuperación del sentido del gusto en su totalidad, y esta alteración es distinta en cada persona.

“La recomendación sería suspender los alimentos que estimulan esta alteración y suplirlos por otros en su reemplazo. Lo importante es priorizar el nutriente no el alimento; para estimular la alimentación recomiendo el uso de las hierbas aromáticas involucrando tanto el sentido del gusto como el sentido olfativo, a parte de los beneficios nutricionales que contiene son resaltantes del sabor de manera natural y nutritiva. Priorizar alimentos fuente de proteínas de alto valor biológico, vitamina C y D, antioxidantes y Zinc”, finaliza.

Fuente: rpp.pe