COVID-19: Israel celebra su primer día sin muertes en los últimos 10 meses

El Gobierno de Israel afirmó este viernes 23 de abril que, por primera vez en 10 meses, el país no ha registrado fallecidos por coronavirus durante el último día, después de superar en la víspera la barrera de cinco millones de personas vacunadas.

El Ministerio de Sanidad israelí indicó a través de su página web que durante las últimas 24 horas se han confirmado 129 casos positivos de COVID-19, lo que sitúa el total de contagiados por la enfermedad en 837.870, mientras que la cifra de fallecidos es 6.346, la misma notificada el jueves.

Asimismo, señaló que en estos momentos hay 1.897 casos activos en el país, entre ellos 160 en estado grave, al tiempo que ha indicado que 5 374 276 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna.

El país registra un descenso de las cifras de contagios y fallecidos desde el drástico repunte registrado a finales de enero, en medio de los avances de la campaña de vacunación, que cubre a más de la mitad de la población total y a más del 80% de los mayores de 16 años, según el diario local The Times of Israel.

“Este es un tremendo éxito para el sistema sanitario y los ciudadanos israelíes. Juntos estamos erradicando el coronavirus”, resaltó el ministro de Sanidad de Israel, Yuli Edelstein, en la red social Twitter.

Un éxito posterior a la jornada del domingo 18 de abril, cuando la población en Israel dejó de usar mascarillas en el exterior, lo que pudo ser indicio de una primera “victoria” contra la COVID-19 en el país.

El país pudo dar este paso gracias a una intensa campaña de vacunación, facilitada por un acuerdo firmado entre el Estado y el gigante farmacéutico Pfizer.

A cambio de un acceso rápido a millones de dosis de la vacuna, Israel aportó a Pfizer datos reales sobre el efecto de la vacunación. En Israel, los datos médicos de la población están digitalizados.

En enero, el país registró un pico de 10.000 casos diarios a pesar de la campaña de vacunación, pues los efectos del inmunizante no se empiezan a sentir hasta que no pasan unas semanas desde la inyección. Desde ese momento, la curva empezó a doblegarse, por lo que las autoridades permitieron la reapertura de bares, restaurantes y cafeterías a principios de marzo.

Con información de Europa Press y AFP