COVID-19: ¿Cuáles son las secuelas de los pacientes recuperados que eran fumadores?

A pesar de que la COVID-19 es una enfermedad multisistémica, afectan principalmente a los pulmones y sistema respiratorio. Por ello, las secuelas en pacientes que han sido fumadores pueden ser peores. Te contamos cuáles son en esta nota.

Según los estudios realizados  los pacientes diagnosticados de EPOC(Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), directamente relacionada con el tabaquismo, después de haber padecido COVID-19 presentan un mayor riesgo de muerte. También hay que vigilar las consecuencias en fumadores que han padecido neumonía provocada por el virus y han sido hospitalizados.

Las secuelas pueden perdurar en el organismo durante largos meses. Esto se debe a que los síntomas en el cuerpo pueden persistir hasta un mes, cuando se trata de un caso de coronavirus prolongado. Cuando se sobrepasa este tiempo se puede considerar una secuela.

Asimismo, los estudios han revelado que los efectos del humo del tabaco causan lesiones en las vías respiratorias. Como la nariz es la principal vía de entrada del SARS-CoV-2, podría tener efectos dañinos para la salud.

El tabaquismo y las enfermedades respiratorias crónicas que provoca este hábito a veces se asocian con alteraciones de la capacidad de difusión pulmonar. Al tenerlas el paciente antes de infectarse pueden empeorar con el contagio del virus. Asimismo, pueden presentarse problemas vasculares a nivel vascular y trombosis.

Si fumo, ¿cómo puedo proteger a los demás del riesgo del tabaquismo y COVID-19?

Lo ideal sería poder dejar este hábito, ya que no solo dañamos nuestro organismo sino el de otras personas y animales que se convierten en fumadores pasivos. A los 20 minutos de dejar de fumar se reducen la tensión arterial y la frecuencia cardíaca elevadas. A las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo vuelve a la normalidad. A las 12 semanas, mejoran la circulación y la función pulmonar. A los 9 meses se reducen la tos y la disnea. 

  • Si fuma, utilice cigarrillos electrónicos o consuma productos de tabaco sin humo.
  • No comparta aparatos como pipas de agua y cigarrillos electrónicos. 
  • Proteja a otras personas de los efectos nocivos del tabaquismo pasivo. 
  • Sea consciente de la importancia de lavarse las manos, mantener el distanciamiento físico y no compartir ningún producto de tabaco o cigarrillo electrónico. 
  • No escupa en espacios públicos. 
  • Fuente: elpopular.pe