Coronavirus en Perú: Investigan DIRESA Ucayali por presuntas irregularidades en la compra de 100 balones de oxígeno

Indolentes. Los actos de corrupción en tiempos de pandemia en el Perú no cesan. Esta vez los agentes de la Dirección Contra la Corrupción allanaron las oficinas de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) de Ucayali por las presuntas irregularidades en la compra de 100 balones de oxígeno y en la que estarían implicados funcionarios, entre ellos la jefa de logística.

Todo se inició días atrás cuando los agentes intervinieron el domicilio fiscal de la empresa GRUPO RCH E.I.R.L, a mérito de una denuncia pública por presuntos actos de corrupción en la ejecución de la obra “Acondicionamiento de la infraestructura de los ambientes de la Unidad de Tratamiento de dengue para la atención de pacientes en aislamiento COVID-19 del Hospital Amazónico”, valorizado en S/200.000.00 soles.

Durante esa diligencia, los detectives detectaron que Galy Nasty Macedo Freyre, gerente de la mencionada empresa que hasta el año pasado laboró en el Gobierno Regional de Ucayali y es pareja sentimental de Rainhold William Antonio Chávez Marín, actual Director Ejecutivo de Administración de la GORE de esta ciudad, habrían intentado actuar como proveedores de 100 balones de oxígeno sin respetar los procedimientos estipulados en la Ley de Contrataciones del Estado y su Reglamento. Ellos habrían contado con la complicidad de la abogada Rita Lina Torres, responsable de Logística de la DIRESA de Ucayali, que habría aportado su dinero para esta compra para posteriormente venderlos a su propia institución, según informó la Policía.

Ante el temor de ser descubiertos por los presuntos actos de corrupción, estas personas desistieron en su accionar como proveedores en la adquisición de 100 balones de oxígeno y buscaron de inmediato un cambio de proveedor para lo cual habrían contado con la participación de empresas que actúan dentro de este círculo de corrupción. Extrañamente, ahora registra como proveedor la empresa INVERSIONES NEO MUNDO/AREVALO ISLA ROSSANA, señaló la misma fuente policial.

Los presuntos autores de los hechos de corrupción, no contentos con ser favorecidos como proveedores, trataron de sorprender al personal de la Dirección Ejecutiva de Medicamentos y Drogas (DIREMID), quienes lograron identificar que de los 100 balones de oxígeno, 57 se encontraban vacíos. Cada uno fue vendido al precio de S/2,749 sin contar con sus accesorios principales como manómetro y cánula, vaso unificador y mascara de oxígeno.

Fuente Perú21