Coronavirus en Perú: Crece el robo de implementos médicos en plena pandemia

Aunque los delincuentes estuvieron confinados durante la cuarentena, estos se han “reinventado” y adaptado a las circunstancias de la crisis sanitaria que vive el país para continuar cometiendo sus fechorías. Es así que, debido a la gran demanda de productos para combatir el coronavirus, los facinerosos han puesto su mirada en estos elementos, que luego de ser hurtados los venden en el mercado negro.

Solo entre marzo y agosto de este año se han incautado en diversas boticas y clínicas clandestinas en todo el país más de 100 toneladas de material médico, presuntamente robado, así lo informó el General PNP Edgardo Garrido López, director de la DIRPOFIS (Dirección de la Policía Fiscal). Lo sustraído proviene de entidades públicas, como hospitales y ministerios, y los criminales trabajan en complicidad con el propio personal de estos establecimientos.

Por su parte, la Dirpofis ha realizado 120 operativos desde marzo hasta agosto del 2020 en Lima Metropolitana, siendo el Cono Norte (San Martín de Porres, Puente Piedra, Comas) y el Cono Sur (San Juan de Miraflores, Huaycán, Ate) las zonas con mayor número de intervenciones realizadas. Del total de operativos, 75 personas resultaron detenidas. El monto del material médico incautado supera los 8 millones de soles.

Por otro lado, entre las entidades públicas afectadas se encuentran los centros del Seguro Social de Salud, hospitales de la Policía Nacional del Perú, hospitales de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Salud (Minsa) y el Ministerio Público.

Productos que terminan en el mercado negro
La ivermectina, panadol, azitromicina, paracetamol y oxígeno medicinal son los principales fármacos que los delincuentes roban y aprovechan para vender por su propia cuenta. Asimismo, los insumos de bioseguridad como el alcohol, alcohol en gel, mascarillas N95 y pruebas rápidas y moleculares son otros productos igual de codiciados.

Por lo general, estos medicamentos no poseen el rotulado de “prohibida su venta” o “muestra gratis”, tampoco cuentan con registro sanitario, número de lote o fecha de vencimiento. Además, suele ser vendido en lugares no autorizados por el Minsa o la Digemid.

Modalidad más común
Los médicos, los encargados de almacén y logística, y los malos funcionarios son quienes sustraen sistemáticamente los lotes de material médico de forma ilegal para venderlo después en el mercado negro y conseguir una jugosa comisión a cambio.

A su vez, la Policía Fiscal advierte que los criminales se hacen pasar por falsos médicos para vender medicinas e implementos de bioseguridad contra el COVID-19.

Formas de distribución
– Redes sociales sin ningún tipo de supervisión o licencia.

– Pequeñas tiendas en mercados informales.

– Boticas cerca de los hospitales que tratan el COVID-19.

– Clínicas y policlínicos clandestinos.

Algunos casos
Breña: “Doctor COVID” vendía pruebas rápidas por delivery

12 de abril. Efectivos de la PNP capturaron a Zhang Tianxing, ciudadano chino infiltrado en el Ministerio de Salud (Minsa), por vender ilegalmente pruebas para diagnosticar el coronavirus a través de sus redes sociales.

Ayacucho: Se aprovechó de su puesto para hacer negocio

13 de abril. Lidia Paucarhuanca, jefa del área de farmacia del Hospital Regional de Ayacucho, fue detenida por almacenar en su botica medicamentos, mascarillas y guantes de venta prohibida provenientes del Minsa y de EsSalud.

La Victoria: Intentó robar mascarillas y ropa quirúrgica

23 de abril. Bladimir Díaz, técnico en el área de nutrición, fue intervenido por agentes del Hospital Guillermo Almenara cuando se disponía a huir con una bolsa llena de artículos médicos.

Recomendaciones
Compre fármacos e implementos de bioseguridad en lugares autorizados.
Solicite su comprobante de pago al acudir a una farmacia o botica.
Jamás adquiera un producto que no tenga fecha de vencimiento.
Antes de retirarse, verifique que su medicamento cuente con registro sanitario.
Si ve a alguien vendiendo en redes sociales estos productos, denúncielo ante la PNP.